18 de noviembre de 2019
15 de octubre de 2019

Pence afirma que Trump habló con Erdogan y le pidió un alto el fuego "inmediato" en Siria

Pence afirma que Trump habló con Erdogan y le pidió un alto el fuego "inmediato" en Siria
Mike PenceREUTERS / KEVIN LAMARQUE - ARCHIVO

WASHINGTON, 15 Oct. (Reuters/EP) -

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ha asegurado este lunes que el presidente del país, Donald Trump, habló con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, y que le pidió un alto el fuego "inmediato" en Siria.

"Estados Unidos no dio luz verde a Turquía para que invadiera Siria", ha indicado Pence a los periodistas frente a la Casa Blanca.

Por su parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien se encontraba con Pence, ha señalado que su Departamento sancionará a ministros y altos cargos del Gobierno turco en respuesta a la ofensiva militar del país en Siria.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha confirmado a través de su cuenta en la red social Twitter la implementación de sanciones debido a la ofensiva militar turca en el noreste de Siria, que según Pompeo "pone en peligro a los civiles y socava gravemente la campaña de Estado Islámico".

"Esta operación desestabilizadora por parte de Turquía continúa y ahora ha generado una crisis humanitaria creciente y desastrosa. Seguimos comprometidos con una solución política al conflicto en Siria (...). Las acciones unilaterales de Turquía llevaron a estas sanciones", ha aseverado.

Horas antes, Trump ha anunciado la imposición de sanciones contra cargos públicos y antiguos cargos públicos del Gobierno de Turquía en represalia por la ofensiva militar.

Las sanciones incluyen además la reimposición de aranceles del 50 por ciento a las importaciones de acero turco, la tarifa aplicada hasta mayor de este mismo año, y la suspensión "inmediata" de las negociaciones para un acuerdo comercial bilateral.

La ofensiva --denominada por Turquía 'Operación Manantial de Paz'-- comenzó con bombardeos aéreos y de artillería a los que siguió una operación terrestre, días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, diera un giro de 180 grados a la alianza de Washington con las milicias kurdo-árabes de las FDS, hasta entonces un aliado clave en la lucha contra Estado Islámico, y retirara sus tropas de la zona, dando 'luz verde' a Turquía para su ofensiva.

Desde entonces, la mayoría de los países de la comunidad internacional han cargado contra Turquía advirtiendo de que la ofensiva militar podría tener un impacto negativo contra la lucha contra la organización terrorista.

El Ejército sirio ha empezado este lunes a desplegarse en varios puntos clave del noreste de Siria tras el acuerdo alcanzado con líderes kurdos sirios para contrarrestar la ofensiva.

Para leer más