24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 30 de marzo de 2014

    La periodista Calloni asegura que "Argentina es el país del Plan Cóndor con más desaparecidos"

    BUENOS AIRES, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Hace unos días la periodista Stella Calloni declaraba en el Tribunal Oral Federal Nº1 en Buenos Aires donde, desde hace un año, se juzga a 22 represores por delitos de lesa humanidad, y narraba paso a paso el plan represivo que detalla en su libro 'Operación Cóndor. Pacto Criminal'

    La escritora impulsó en 1992 la investigación sobre el Plan Cóndor, la coordinación de dictaduras que, orquestada por Estados Unidos a través de la CIA, involucró a Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Bolivia y Paraguay a mediados de los 70.

    "Argentina es el país del Plan Cóndor con más desaparecidos", afirmó Calloni, al tiempo que destacó que la operación "fue el terrorismo de Estado actuando sin fronteras y con enorme crueldad", recoge en su relato sobre los comienzos de su investigación a principios de los 80.

    Cuando Calloni era corresponsal de las guerras de Centroamérica, el abogado y exdetenido paraguayo Martín Almada le facilitó archivos de la dictadura de Paraguay de Alfredo Stroessner y la periodista rápidamente advirtió que aparecían los "pactos de sangre entre dictadores y hacedores" de Latinoamérica.

    El acuerdo, que se firmó en noviembre de 1975 en Chile, según la periodista, tuvo el indicio en Argentina en un cable que salió de la embajada estadounidense en Buenos Aires firmado por el agente especial del FBI Robert Scherrer.

    El 28 de septiembre de 1976, Scherrer habló a sus jefes de la Operación Cóndor y dijo que los perseguidos -sin importar las fronteras- serían los "llamados izquierdistas, comunistas o marxistas" y que el plan tendría tres fases: una de recolección de datos sobre los disidentes políticos, una segunda de "seguimiento" para tener conocimiento certero de dónde estaban y una tercera de "ejecución" de la "acción directa contra el objetivo".

    LOS NIÑOS DESAPARECIDOS

    El fiscal Pablo Ouviña le preguntó a Calloni por los niños desaparecidos por el Plan Cóndor y la periodista recordó a Macarena Gelman, la nieta que el poeta Juan Gelman conoció cuando tenía 23 años, porque los secuestradores de la madre de la pequeña la "robaron" y alejaron de su familia.

    Refiriéndose también a otros varios casos parecidos, Calloni afirmó: "Son temas que deben ser escritos y hablados con seriedad y simpleza", según ha informado el portal Infojus.

    PLAN CÓNDOR EN ARGENTINA

    Calloni relató "las características particulares" del Plan Cóndor en Argentina, que también tuvo un lado mafioso. "La banda de Aníbal Gordon -el exintegrante del grupo paramilitar de derecha conocido como Triple A- fue tras los fondos de los Montoneros y de la guerrilla en Paraguay", aseguró Calloni.

    Al final de la tarde, después de siete horas de intensas y precisas explicaciones, Calloni dijo que el Cóndor "tuvo una debilidad": Los militares dejaron rastros de los pedidos de captura. Las búsquedas fueron internacionales y los pedidos por su vida empezaron a aparecer en los diarios. No tuvieron en cuenta que, tarde o temprano, "habría reclamos por ellos".

    Calloni ahora trabaja en reconstruir las historias de los hombres y mujeres que fueron víctimas del Cóndor y sigue buscando los rastros de este plan militar. En Punta Arenas, en el sur de Chile, se encontró con militantes de ese país que durante la dictadura de Augusto Pinochet escaparon al sur argentino pero también fueron perseguidos allí.

    Como apuntes de un trabajo incansable, Calloni sigue trabajando en la historias de los niños que estuvieron detenidos con sus padres en Automotores Orletti, de militantes de la Contraofensiva Montonera que fueron atrapados en Brasil y continúan desaparecidos, mientras que también investiga la colaboración económica de empresas y fundaciones estadounidenses para el financiamiento del operativo.