26 de noviembre de 2020
21 de agosto de 2007

Perú.- Alan García asegura que la situación se va normalizando "poco a poco", sobre todo el abastecimiento de luz y agua

El presidente peruano convoca a artistas y futbolistas para "hacer que la vida continúe y que se sonrían las personas"

PISCO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Alan García, dijo hoy que la situación se va normalizando "poco a poco" tras el devastador terremoto que se produjo el miércoles pasado en la costa sur del país. García indicó que paulatinamente se van reanudando los servicios básicos en el sur, la zona más afectada por el seísmo.

"Estamos en condiciones de decir que este tema avanza y se va normalizando poco a poco el servicio al 100 por ciento de los pozos eléctricos de agua en Ica (y) en Chincha, aquí (en Pisco) tenemos la mitad de los pozos ya con fuerza eléctrica para dar agua", declaró el presidente a los periodistas que se encontraban en Pisco.

García, no pudo confirmar sin embargo cuando se restablecerá el servicio de agua potable, pero indicó que varios camiones cisterna están recorriendo la zona para llevar este servicio, que los habitantes recogen para el consumo humano.

En cuanto al servicio eléctrico, el gobernante indicó que en Chincha se ha recuperado ya "el 60 por ciento" y en Ica ya cuentan con el "90 por ciento del servicio". En Pisco, devastada casi en su totalidad, García indicó que aún no se ha devuelto el servicio "por precaución" ya que la ciudad está colapsada.

"La población comienza a regularizar su vida", añadió García. "Pisco sólo hay uno y volverá a ser tan grande y tan fuerte como siempre fue", sostuvo el presidente, que permanece en esa ciudad supervisando las numerosas tareas de ayuda tras el movimiento telúrico de 7,9 grados en la escala Richter que afectó a Perú el pasado 15 de agosto.

Según el mandatario, en 15 días las labores de desescombro y demolición de estructuras en riesgo habrán finalizado y a partir de ahí comenzarán las tareas de reconstrucción.

El presidente anunció asimismo se realizará un censo "para verificar uno a uno (a los afectados), en qué condición de daños (están sus casas) y proceder de manera individualizada" a concederles las ayudas prometidas.

El presidente detalló que hasta el momento han llegado a la base aérea de Pisco cerca de 900 toneladas de ayuda humanitaria y que entre 700 y 1.000 están siendo transportadas vía terrestre desde Lima.

"Hay zonas a las que no se ha llegado, eso es evidente", reconoció García, que indicó que se está tratando de solucionar este problema mediante helicópteros que salen hacia poblaciones retiradas con donaciones.

Por otra parte, el presidente hizo un llamamiento a que las escuelas reanuden las clases para "traer un poco de normalidad" a la vida diaria y convocó a artistas y futbolistas, entre otros, para que contribuyan a "hacer que la vida continúe y que se sonrían las personas".