28 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

Perú.- Los bomberos pierden la esperanza de hallar más supervivientes dek terremoto

LIMA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los bomberos reconocieron hoy que ya han llegado a su fin las labores de búsqueda de posibles supervivientes del terremoto que el pasado miércoles sacudió Perú y causó 540 víctimas, según informó hoy la agencia de noticias Andina citando al comandante del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, Jorge Vera.

"Conforme pasan las horas, se diluye la posibilidad de encontrar gente con vida", manifestó Vera. La tarea de recuperación de cadáveres continúa, pero necesitan al menos tres equipos completos de apuntalamiento para reforzar las estructuras debilitadas y poder ingresar.

"Hacemos un llamado urgente a las empresas de demolición para que nos ayuden con estos equipos porque hay estructuras debilitadas y tenemos que ingresar a ellas para sacar cadáveres", indicó. Dichas herramientas de trabajo permitirían agilizar de manera notable la labor realizada por los bomberos desde el momento de la tragedia, explica Vera.

"Tenemos el compromiso de recuperar los cadáveres que aún están bajo los escombros y entregárselos a sus respectivos familiares", enfatizó.

Vega hizo especial hincapié en la necesidad de encontrar a las víctimas mortales debido a que se sienten en el ambiente los efectos de la descomposición.

La Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud señaló que los cadáveres no son fuente de epidemia, más aún cuando las personas han fallecido por un sismo, por eso instaron a la calma a la población.

Gladys Ramírez, ministra de Salud, indicó que es un mito creer que los cadáveres puedan generar epidemias y que la aparición de ellas depende de las enfermedades que existen previamente en la zona.

Ramírez reconoció que puede incrementarse la incidencia de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) porque tras un terremoto la población duerme a la intemperie y no tiene ropa de abrigo. Además, la exposición al polvo puede agudizar las alergias.

Otro riesgo es el aumento de enfermedades como la gastroenteritis o las intoxicaciones por alimentos debido al colapso de las redes de agua y alcantarillado.