6 de marzo de 2021
16 de diciembre de 2014

Petrobras asegura que su presidenta no estaba al tanto de las "irregularidades" en la empresa pública

BRASILIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Petrobras ha emitido este martes un comunicado para aclarar que su presidenta, Maria das Graças Silva Foster, no estaba al tanto de las "irregularidades" en la empresa pública, desmintiendo así la información publicada por la prensa brasileña.

El diario 'Valor Econômico' reveló la semana pasada que la empleada Venina Velosa da Fonseca, que trabajaba como subordinada del ex director de Abastecimiento Paulo Roberto Costa, uno de los principales implicados, alertó por correo electrónico a Foster y a su sustituto, José Carlos Cosenza, de que los números no cuadraban.

"Los correos electrónicos enviados a la entonces directora de Gas y Energía (Foster) no explicitaban irregularidades", ha contestado Petrobras, asegurando que Foster no tuvo conocimiento de las mismas hasta el pasado 20 de noviembre, "cuando la empleada ya había sido destituida por su función gerencial".

Sin embargo, el gigante petrolífero recalca unas líneas más abajo que "para esa fecha, las irregularidades (que Foster supuestamente no conocía) ya habían sido objeto de investigación en comisiones internas".

Además, sostiene que Foster respondió a los correos electrónicos de Fonseca el 21 de noviembre, "informando de que había remitido el asunto a Cosenza y al Departamento Jurídico de Petrobras para su investigación y la adopción de medidas".

'OPERACIÓN LAVA JATO'

En la 'Operación Lava Jato' se investiga una red de pagos y sobornos para adjudicar los contratos de Petrobras con la que se habrían desviado hasta 10.000 millones de reales (3.051 millones de euros), de acuerdo con la Policía Federal.

Este escándalo salpica directamente a varios miembros del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que estuvo al mando de Petrobras mientras se gestaba esta trama corrupta, aunque dice desconocer los hechos.

La Fiscalía ya ha presentado denuncias formales contra 39 personas entre las que se encuentran ex altos cargos de Petrobras y ejecutivos de seis grandes empresas de ingeniería, por la trama de corrupción en la compañía estatal.