26 de febrero de 2020
19 de enero de 2020

La Policía libanesa efectuó el sábado la represión "más brutal" desde el inicio de las protestas, según HRW

La Policía libanesa efectuó el sábado la represión "más brutal" desde el inicio de las protestas, según HRW
Enfrentamientos en Líbano - MARWAN NAAMANI/DPA

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía antidisturbios de Líbano utilizó "fuerza excesiva" contra los manifestantes, en su mayoría pacíficos, que se concentraron la pasada noche en el centro de la capital, Beirut, según las conclusiones de la ONG Human Right Watch, que ha condenado la actuación policial como la "represión más brutal" desde el inicio de las protestas antigubernamentales a nivel nacional el 17 de octubre.

Al menos 220 personas resultaron heridas durante los graves disturbios, concentrados en las inmediaciones de la sede del Parlamento libanés, en una noche de violencia que obligó al presidente del país, Michel Aoun, a desplegar al Ejército.

Según la organización, la Policía antidisturbios "lanzó gases lacrimógenos directamente contra los manifestantes en lugar de por encima de las multitudes, causando heridas graves cuando los botes golpearon a los manifestantes en la cabeza".

Asimismo, los agentes también lanzaron gases lacrimógenos dentro de la mezquita de Mohamad al Amine, "donde las mujeres, los niños y los heridos se habían refugiado de la violencia" y balas de goma contra los manifestantes, uno de los cuales acabó medio ciego por el impacto de un proyectil.

HRW, citando a medios locales, ha denunciado también que "la Policía antidisturbios golpeó y arrestó arbitrariamente a los manifestantes heridos nada más recibir el alta de los hospitales".

Las protestas se entendían como la culminación de una 'semana de la ira' contra las autoridades ante la crisis política y económica que atraviesa el país desde hace meses y el estancamiento de las conversaciones para la formación del nuevo Ejecutivo.

Para leer más