20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 18 de octubre de 2019

    La Policía de Líbano usa gas lacrimógeno para dispersar las protestas contra la gestión económica del Gobierno

    Mueren dos personas a causa de un incendio registrado en un edificio cercano al epicentro de las manifestaciones

    La Policía de Líbano usa gas lacrimógeno para dispersar las protestas contra la gestión económica del Gobierno
    Disturbios durante las protestas contra la gestión económica del Gobierno libanés en Beirut.REUTERS / MOHAMED AZAKIR

    MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Las fuerzas de seguridad de Líbano han hecho uso este viernes a primera hora de gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que han salido a las calles de Beirut, la capital libanesa, para protestar contra la imposición de nuevos impuestos en el marco de la crisis económica que atraviesa el país, según ha informado la cadena de televisión Al Jadeed.

    Miles de personas se han manifestado a lo largo de este jueves en Beirut y otras ciudades del país, como Sidón, en lo que constituye ya una de las mayores protestas en años. Por el momento, se estima que al menos 40 miembros de las Fuerzas de Seguridad Interna han resultado heridos en una serie de disturbios.

    Los manifestantes han bloqueado carreteras en diversas partes de país y han prendido fuego a árboles, tal y como muestran las imágenes transmitidas por varios medios de comunicación. Se trata de la segunda vez en menos de un mes que se desatan protestas contra la élite política del país, que pretende imponer nuevos impuestos sobre el uso de aplicaciones de mensajería como Whatsapp.

    Según ha informado la agencia de noticias estatal libanesa NNA, al menos dos trabajadores extranjeros han muerto a causa de un incendio registrado en un edificio cercano a la zona de las protestas en la plaza de Riad al Solh. Los equipos de rescate están intentando recuperar los cuerpos.

    El anuncio sobre la imposición de tarifas para el uso de Whatsapp ha provocado las protestas de un gran número de personas que ya se mostraban descontentas con las políticas económicas gubernamentales.

    Los manifestantes, que se han aglomerado en el centro de Beirut al grito de "abajo el Gobierno", se han enfrentado en algunos puntos de la ciudad con militares y fuerzas de seguridad, que habían sido desplegados de forma preventiva para evitar que lleguen al Palacio de Gobierno.

    "Necesitamos una revolución", ha manifestado una multitud en el centro capitalino. El ministro de Telecomunicaciones, Mohamed Choucair, ha indicado que la tarifa diaria de 20 centavos por utilizar el servicio no entrará en vigor. El ministro ha señalado que el primer ministro libanés, Saad Hariri, ha exigido la retirada de la medida.

    Poco antes, el ministro de Información, Jamal al Jarrá, había anunciado tras una reunión del Gabinete que se había propuesto introducir una tarifa de 20 centavos al día o 6 dólares al mes para los usuarios de Whatsapp a partir del 1 de enero de 2020.

    Los manifestantes han convocado marchas para este viernes, mientras el Ministerio de Educación suspende las clases en colegios y universidades.

    Las polémicas tarifas tenían que ser aún aprobadas por el Parlamento. Las compañías de telecomunicaciones de Líbano han sufrido un aumento de las pérdidas del 33 por ciento en 2018 respecto al año anterior, según datos oficiales.

    Las autoridades de Líbano se encuentran bajo la presión del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para tomar medidas de austeridad a cambio de apoyo financiero.

    Para leer más