29 de mayo de 2020
17 de marzo de 2008

La Policía de la ONU se retira del norte de Kosovo tras violentos disturbios en Mitrovica

MITROVICA/PRISTINA (KOSOVO), 17 Mar. (Reuters/EP) -

Los efectivos policiales de Naciones Unidas que se encuentran en el norte de Kosovo han recibido la orden de retirarse de la zona, después de que hoy cientos de serbios contrarios a la independencia de la región les atacaran en la localidad de Mitrovica.

"A la Policía de la misión de la ONU (MINUK) se le ordenó la retirada del norte debido a los violentos enfrentamientos que están teniendo lugar", señaló a Reuters un portavoz en la capital kosovar, Pristina.

La Policía de la ONU disparó gases lacrimógenos para tratar de dispersar a cientos de serbios que se habían congregado tras el asalto, y habían comenzado a enfrentarse con la Policía y con tropas de paz de la OTAN.

Más de 500 efectivos de la Policía de la ONU --en su mayoría ucranianos-- estuvieron involucrados en el asalto al edificio del tribunal. Jóvenes serbios arrojaron piedras y petardos contra soldados franceses de la fuerza de la OTAN, y la cabina de uno de sus vehículos se incendió.

Un testigo de Reuters dijo que unos diez detenidos se escaparon cuando los serbios abrieron a la fuerza uno de los vehículos que integraba el convoy de la ONU. Según la agencia serbia Tanjug, los manifestantes habrían conseguido liberar a una veintena de serbios detenidos.

USO EXCESIVO DE LA FUERZA

Por su parte, el líder del Consejo Nacional Serbio para el Norte de Kosovo, Milan Ivanovic, acusó a la MINUK y la KFOR de uso excesivo de la fuerza. "Los empleados (del tribunal amotinados) habían aceptado pacíficamente ser detenidos y trasladados a Pristina", señaló, citado por los medios serbios, "pero varios cientos de ciudadanos, no más de un millar, bloquearon el camino a la KFOR". Entonces, explicó, "la MINUK hizo un uso excesivo de la fuerza, disparando gases lacrimógenos, pero la gente no se dispersó".

Según Ivanovic, la operación fue ordenada por el jefe de la MINUK, Joachim Ruecker, que a su vez recibió órdenes del primer ministro y el presidente kosovar, Hashim Thaci y Fatmir Sejdiu. "Realmente es curioso que el jefe de la MINUK reciba órdenes de las instituciones temporales ilegales de Kosovo, de un semiestado ilegal, autoproclamado y mafioso", denunció.

Antes de la operación, cientos de soldados franceses en vehículos blindados --parte de los 16.000 efectivos que integran la fuerza de paz de la OTAN-- habían bloqueado las calles de acceso al edificio del tribunal, en el norte de la ciudad dividida entre serbios y albaneses.

La minoría serbia (unas 120.000 personas) ha rechazado la declaración de independencia lanzada por Kosovo el 17 de febrero y apoyada por los 2 millones de kosovares de ascendencia albanesa. Belgrado ha prometido no aceptar la secesión y extender su autoridad sobre áreas serbias en los territorios del norte de Kosovo.