21 de octubre de 2020
8 de marzo de 2019

La Policía sospecha que un activista feminista contra crímenes de "honor" fue asesinado por su sobrino

La Policía sospecha que un activista feminista contra crímenes de "honor" fue asesinado por su sobrino
MIAN KURSHEED / REUTERS

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Pakistán ha presentado este viernes sus sospechas que el fallecido activista Afzal Kojistani, denunciante de numerosos crímenes "de honor" contra las mujeres del país, fue asesinado por su sobrino, actualmente bajo custodia de las autoridades.

Kohistani, de 31 años y nacido como Mohamed Afzal antes de cambiarse el nombre para destacar su pertenencia a la región del Kojistán, una de las más conservadoras del país, murió tras recibir varios balazos en la localidad de Abbotabad, según ha explicado el jefe de Policía regional, Abbas Majid.

La Policía todavía no ha ofrecido explicaciones sobre los motivos que podría haber tenido su presunto asesino, según Majid, que ha recomendado de todas maneras a la Fiscalía que impute al sospechoso por asesinato.

Afzal se destacó en 2012 tras acusar a un consejo tribal paquistaní de ordenar la ejecución de cuatro mujeres grabadas en vídeo mientras participaban en una fiesta musical en la provincia noroccidental de Jíber-Pajtunjwa. Una quinta mujer, hermana de una de las fallecidas, fue asesinada poco después.

Desde entonces, Afzal ha luchado por la memoria de más de un millar de asesinadas anualmente en Pakistán por romper los arcaicos códigos de honor -- como por ejemplo abandonar el hogar conyugal, aunque sea por abusos, o rechazar los matrimonios concertados --.

Afzal sufrió represalias por su labor. Durante el caso contra los asesinos de las cuatro mujeres, tres de los hermanos del activista fueron asesinados, entre ellos dos que aparecían en el vídeo junto a las mujeres, y su domicilio fue incendiado.

"Era una voz intrépida en Pakistán", ha declarado a la BBC la activista y colaboradora de Afzal, Farzana Bari. "Era un hombre que ha estado luchando durante los últimos siete años para obtener justicia, y no justicia solo para él, para él y su familia, pero quería justicia para las mujeres, no solo en Kojistán, sino en el resto del país".

Para leer más