17 de febrero de 2020
7 de enero de 2020

La Policía de Uganda detiene otra vez al líder opositor y cantante 'Bobi Wine'

La Policía de Uganda detiene otra vez al líder opositor y cantante 'Bobi Wine'
El líder opositor y cantante ugandés, Robert Kyagulanyi, alias 'Bobi Wine'. - TWITTER/@HEBOBIWINE - ARCHIVO

KAMPALA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Uganda ha detenido de nuevo al líder opositor y cantante Robert Kyagulanyi, más conocido como 'Bobi Wine', y ha dispersado con gases lacrimógenos a quienes se disponían a asistir a la manifestación en la que pretendía discutir su candidatura para las próximas elecciones en un distrito de Kasangati, en el sur del país.

No es la primera vez que la Policía impide al músico y político celebrar actos de este tipo y conciertos después de que se haya erigido como una de las principales voces contra el actual presidente, Yoweri Museveni, en el cargo desde hace 33 años, y que presumiblemente volverá a presentarse a los próximos comicios.

En esta ocasión, y de acuerdo con la Policía, la reunión no podía haberse celebrado por no contar con los permisos necesarios, pues estaba planeada para llevarse a cabo en un espacio abierto, cuando este tipo de eventos tienen que realizarse en espacios cerrados para no entorpecer las actividades de terceros, ha contado el periódico ugandés 'The Observer'.

'Bobi Wine', quien ha sido detenido junto a otros líderes del partido Poder para el Pueblo, fue arrestado en 2018 tras una manifestación en la que se le acusó de posesión ilegal de armas después de que el servicio de seguridad de Museveni abatiera a su chófer. Desde entonces, ha sido hostigado y detenido en varias ocasiones por "incitar a la violencia", "liderar protestas ilegales", o "ridiculizar" al presidente Museveni.

El actual presidente de Uganda es uno de los más tiempo lleva ostentando el cargo en el continente, pues lo hace desde 1986, gracias a sucesivas reformas constitucionales y bajo acusaciones de fraude electoral.

Los críticos acusan a Museveni de utilizar a las fuerzas de seguridad y al poder judicial para reprimir a la oposición y aseguran que las autoridades del Gobierno no son castigadas por los casos de corrupción.

El encarcelamiento de líderes opositores forma parte de la rutina de las fuerzas de seguridad, que en muchas ocasiones han sido criticadas por su extrema dureza a la hora de reprimir las protestas y manifestaciones.

Para leer más