17 de enero de 2021
26 de noviembre de 2020

El presidente de Burkina Faso logra la reelección para un segundo mandato en la primera vuelta

El presidente de Burkina Faso logra la reelección para un segundo mandato en la primera vuelta
Roch Marc Christian Kaboré, presidente de Burkina Faso - JOHN MACDOUGALL/AFP POOL/DPA - ARCHIVO
 
La oposición toma nota del resultado y se reserva su derecho a recurrirlo por vías legales
 
   MADRID, 26 (EUROPA PRESS)
 
   El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, ha logrado la reelección para un segundo mandato en la primera vuelta de las elecciones, celebradas el 22 de noviembre, según los resultados provisionales publicados por la comisión electoral del país africano.
 
   Kaboré ha recabado 1.854.982 votos, lo que supone el 57,87 por ciento de los apoyos, según el acta publicada por la comisión electoral en su página oficial en la red social Facebook. De esta forma, supera el umbral del 50 por ciento y evita una segunda vuelta.
 
   En segundo lugar ha quedado el opositor Eddie Komboigo, cercano al expresidente Blaise Compaoré, con el 15,48 por ciento de los apoyos, mientras que en tercer lugar ha quedado Zéphirin Diabré, con el 12,46 por ciento de las papeletas.
 
   A mucha distancia quedan Kadré Désiré Ouédraogo, con el 3,36 por ciento; Tahirou Barry, con el 2,19; Ablassé Ouédraogo, con el 1,8; Gilbert Ouédraogo, con el 1,55; Yacouba Isaac Zida, con el 1,52; y Abdoulaye Soma, con el 1,41.
 
   Por su parte, Ambroise Farama, Do Pascal Sessouma, Yéli Monique Kam --la única mujer que había presentado su candidatura a la Presidencia burkinesa-- y Claude Tassembedo no han llegado al umbral del uno por ciento de los votos.
 
   El presidente ha destacado a través de Facebook que se trata de "una victoria del pueblo burkinés y de todos sus componentes". "Lo tomo como una muestra de confianza que recibo con humildad, pero también con el compromiso y la determinación para el combate que llevamos a cabo juntos para un Burkina Faso de paz, progreso y prosperidad compartidos por todos los burkineses", ha señalado.
 
   "Expreso mi profunda gratitud a todos y cada uno de ustedes. Hijas e hijos de una misma nación, juntos hemos ganado el partido de una votación tranquila y juntos llevaremos a cabo la reforma del Estado y la administración pública para garantizar la seguridad, la estabilidad y reforzar la resiliencia económica de nuestro país", ha argüido.
 
APLAUDE LA "FE EN LA DEMOCRACIA"
 
   Posteriormente, ha comparecido ante la prensa para destacar que asume "con humildad" los resultados anunciados y trasladar su "reconocimiento" a la población por haber participado en las elecciones y su "fe en la democracia".
 
   Así, ha dicho que se trata de unos comicios celebrados en un contexto "histórico" debido a la situación de seguridad y a que "es la primera vez en la que los burkineses en la diáspora participan en unas elecciones". "Esto confirma el anclaje de la democracia en nuestro país", ha defendido.
 
   El presidente ha mostrado su "profundo respeto" por el "compromiso" y los "programas" del resto de candidatos, a los que ha felicitado por su participación, antes de manifestar que "se ha constatado un juego limpio" durante el proceso.
 
   Kaboré ha dicho que "hará todos los esfuerzos" para trabajar "en concertación" a favor de la paz, al tiempo que ha hecho hincapié en que su victoria supone también "una responsabilidad importante". El mandatario ha puesto además al frente de sus prioridades las cuestiones de seguridad, reconciliación nacional y desarrollo.
 
   Por último, ha pedido trabajar "juntos" para hacer frente a los "desafíos" para lograr paz, seguridad y desarrollo para la población. En este sentido, ha prometido esforzarse para lograr "una mejora de la calidad de vida" de los burkineses.
 
LA OPOSICIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE RECURRIR
 
   Por su parte, los principales partidos de oposición --unidos en un frente común con el que buscaban evitar un segundo mandato de Kaboré-- han procedido a "tomar nota de los resultados provisionales proclamados por la CENI" y han advertido de que se reservan "el derecho de utilizar las vías legales de recurso para tratar las irregularidades detectadas" durante el proceso electoral y en particular durante el voto el pasado domingo.
 
   "La oposición política reafirma, a la atención de la opinión pública nacional e internacional, su voluntad de preservar la paz, la estabilidad y la seguridad de Burkina Faso poniendo el interés superior de la nación por encima de cualquier otra consideración", han añadido en su comunicado.
 
   Además, han aprovechado insistir en "las numerosas disfuncionalidades, las violaciones del Código Electoral, en particular el no cumplimiento de la compilación manual, los fraudes masivos, las modificaciones ilegales del número y la cartografía electoral", cuestiones que según los candidatos opositores "han alterado la sinceridad del resultado".
 
   Entretanto, el Movimiento del Pueblo para el Progreso (MPP), el partido de Kaboré, ha dicho en un comunicado que toma nota del anuncio "a la espera de la proclamación oficial de los resultados por parte del Tribunal Constitucional", al tiempo que ha mostrado su "gran satisfacción" por la reelección del presidente.
 
   "A la espera de la proclamación oficial de los resultados de las elecciones legislativas, que se anuncian prometedores para el MPP y sus aliados, nuestro partido invita a militantes, simpatizantes y a todo el pueblo burkinabés permanecer movilizados en la calma", ha zanjado, según el portal de noticias Burkina24.
 
   El Gobierno recalcó este miércoles que no tolerará ninguna "deriva" tras las presidenciales y parlamentarias y puso en valor que "los burkineses ejercieron su deber ciudadano en la calma y la serenidad" y que la jornada electoral transcurrió en un "clima sosegado gracias a la madurez del pueblo y de la clase política".
 
   De esta forma, el portavoz del Ejecutivo, Remis Fulgance Dandjinou, advirtió de que "el Gobierno no podría avalar de ninguna manera cualquier incumplimiento en la aplicación de los textos respecto a las elecciones en Burkina Faso", condenando "con firmeza cualquier deriva" y asegurando que "asumirá sus responsabilidades para garantizar el orden público".
 
   Tras elogiar el papel desempeñado por las fuerzas de seguridad a la hora de "garantizar con eficacia la seguridad de la población y las elecciones", el portavoz indicó que el Gobierno les pide que "sigan movilizados hasta la conclusión de todas las operaciones electorales".
 
   También reclamó a todos los participantes en la doble cita electoral el "respeto escrupuloso de los textos en vigor, única garantía de un desenlace satisfactorio del proceso que ha sido definido y realizado en la exclusividad y el consenso".