19 de junio de 2019
13 de junio de 2019

El presidente de Malí viaja a la localidad dogon atacada en el centro del país

El Gobierno cesa al gobernador de la región de Mopti, donde se encuentra Sobane

El presidente de Malí viaja a la localidad dogon atacada en el centro del país
BERND VON JUTRCZENKA/DPA - ARCHIVO

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, se desplazará este jueves a la localidad dogon atacada este lunes en el centro del país, en el primero de los tres días de luto nacional declarados tras la matanza que dejó 35 muertos.

Su visita se produce un día después de que el Gobierno ordenara el cese del gobernador de la región de Mopti, en la que se encuentra Sobane, la localidad atacada la noche del domingo al lunes, presuntamente por miembros de la comunidad peul armados.

"Extrayendo lecciones de este drama, el Consejo de Ministros ha procedido a revocar al gobernador de la región de Mopti", informó el Ejecutivo a última hora del miércoles en un comunicado, en el que también se anunció tres días de luto nacional desde este jueves.

El ya exgobernador de Mopti, general de división Sidi Alassane Touré, viene a sumarse a una lista de otros altos cargos que han perdido sus puestos como consecuencia de la creciente violencia yihadista e intercomunitaria que atraviesa el país.

El pasado marzo, tras un ataque contra una localidad de mayoría peul en el que murieron más de 150 personas también en Mopti, el presidente cesó a dos altos oficiales del Ejército, mientras que el entonces primer ministro y el Gobierno dimitieron.

Keita, que se encontraba de viaje fuera del país cuando se produjo el ataque del lunes y tuvo que adelantar su vuelta, ha viajado acompañado de una amplia delegación compuesta por varios ministros. Asimismo, le acompañan el cardenal Jean Zerbo y el pastor Marc Goita ya que, según la Presidencia maliense, los habitantes de la localidad atacada "son todos de confesión cristiana". El primer ministro, Boubou Cissé, ya visitó Sobane acompañado por varios ministros este martes.

Las autoridades malienses temen que se produzcan actos de represalia contra la comunidad peul, habida cuenta además de que la milicia Dan Nan Ambassagou, acusada de la masacre de más de 150 peul en Ogossagou en marzo, anunció el inicio de "la lucha por la salvaguarda de la dignidad y la libertad" de los dogon.

El Gobierno maliense no ha querido señalar con el dedo a los responsables del ataque, más allá de atribuirlo a "terroristas", si bien algunos responsables locales han atribuido el suceso, en el que murieron 24 niños, a peul armados.

La comunidad peul, que tradicionalmente se dedica al pastoreo, es vista con suspicacia en la zona ante la creciente presencia de grupos islamistas, ya que estos han encontrado en los jóvenes peul una importante fuente de reclutas porque se sienten abandonados por el Estado central. Como resultado, los incidentes y enfrentamientos con otras etnias como la dogon, dedicada a la agricultura, se han hecho cada vez más frecuentes.

Los milicianos islamistas han explotado desde hace mucho las tensiones entre los grupos étnicos en el Sáhara y el Sahel para expandir sus operaciones y reclutar a nuevos miembros.

Los datos del Armed Conflict Location & Event Data Project (ACLED) muestran que la violencia intercomunitaria ha causado más muertos que los grupos yihadistas en Malí en lo que va de año, por primera vez desde que lleva a cabo un recuento.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional