3 de julio de 2020
29 de mayo de 2020

El presidente de Surinam pide un recuento de los votos de las elecciones a nivel nacional

El presidente de Surinam pide un recuento de los votos de las elecciones a nivel nacional
Desiré Delano Bouterse, presidente de Suriname - UNASUR - ARCHIVO

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Partido Nacional Democrático (PND) del presidente de Surinam, Desi Bouterse, ha pedido este jueves que se lleve a cabo un nuevo recuento de los votos emitidos en las elecciones generales, celebradas el lunes, a nivel nacional.

Según el diario local 'Suriname Herald', Bouterse, que ha especificado que "todavía" hay muchas urnas que no se han contabilizado, quiere que los trabajadores electorales de cada distrito y centro de votación informen de los resultados obtenidos y estos se comparen con los informes oficiales.

Bouterse ha valorado que esta manera de conocer los resultados de las elecciones, cuyo resultado aún no se sabe, es "más abierta, más justa y más transparente".

Asimismo, ha asegurado que cuando el Buró Electoral Independiente presente los resultados de los comicios y declare que las elecciones son vinculantes, el PND acatará "la voluntad del pueblo". La autoridad electoral, por su parte, ha precisado que las elecciones se declararán vinculantes en dos semanas.

Los resultados preliminares de la cita electoral arrojaron que el Partido de la Reforma Progresista (VHP) del exministro de Justicia Chan Santokhi se habría hecho con 21 de los 51 escaños en juego. Para formar gobierno son necesarios 26.

Por su parte, Bouterse y el PND, al frente de Surinam desde 2010, habría logrado 15 escaños, once menos de los que logró en las elecciones de 2015.

En principio, los resultados definitivos iban a conocerse este miércoles, pero el recuento de los resultados de la capital Paramaribo, se detuvo. Según el citado medio, ya se ha reanudado.

Bouterse, que aspira a un tercer mandato, lideró Surinam durante la década de los 80 al frente de una junta militar y después de un golpe de Estado. Alcanzó la Presidencia en 2010 y fue reelegido cinco años después.

Así, fue condenado a 20 años de prisión por un tribunal militar a finales de noviembre de 2019, tras ser hallado culpable por la ejecución de 15 opositores en 1982. No obstante, y pese a que la oposición pidió su renuncia, este tribunal no ordenó su detención. Años atrás, en 1999, la Justicia neerlandesa le acusó de estos mismos hechos, además de por tráfico de cocaína.