25 de febrero de 2021
27 de enero de 2021

El presidente de Tanzania alerta contra las vacunas contra el coronavirus y dice que "son peligrosas"

El presidente de Tanzania alerta contra las vacunas contra el coronavirus y dice que "son peligrosas"
El presidente de Tanzania, John Magufuli - CCM / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - ARCHIVO

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Tanzania, John Magufuli, se ha pronunciado este miércoles contra la vacunación frente al coronavirus y ha dicho que "las vacunas son peligrosas" y que las autoridades han de tomarse en serio el proceso de autorización de los fármacos desarrollados hasta la fecha de cara a una campaña de vacunación en el país.

"Deben permanecer firmes. Las vacunas son peligrosas. Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas debió haber encontrado una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer", ha dicho, según ha informado el diario tanzano 'The Citizen'.

"No pensemos que nos quieren mucho. Este país es rico. África es rico y todo el mundo tiene envidia de nuestra vasta riqueza. Tenemos que tener mucho cuidado", ha sostenido Magufuli, quien en junio de 2020 dijo que el país había derrotado a la pandemia con la ayuda de los rezos a Dios.

Así, ha recalcado que el Ministerio de Sanidad sólo debe autorizar el uso de las vacunas si han sido certificadas por expertos tanzanos y ha denunciado un caso sin especificar "en cierto país" en el que "las niñas fueron vacunadas contra el cáncer cervical pero el objetivo era dejarlas estériles".

"El Ministerio de Sanidad debe saber que no todas las vacunaciones son buenas para nuestra nación. Los tanzanos deben tenerlo en cuenta para que no seamos usados en ensayos de algunas vacunas dudosas que pueden tener repercusiones graves sobre nuestra salud", ha argüido.

De esta forma, Magufuli ha reclamado a la población que siga rezando. "Hemos vivido más de un año sin el virus porque nuestro Dios es capaz y Satanás siempre fracasará. El Ministerio de Sanidad debe tener cuidado y evitar la tentación de convertirnos en un país donde los ensayos con vacunas se llevan a cabo con libertad", ha reiterado.

Por otra parte, ha descartado imponer un confinamiento y ha advertido de que aquellos tanzanos que han viajado al extranjero y se han vacunado allí han logrado con ello introducir "un virus peligroso" en sus cuerpos, nuevamente sin presentar pruebas ni especificar a qué se refiere.

La gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Tanzania ha sido criticada en numerosas ocasiones debido a la falta de restricciones y la ausencia de datos oficiales sobre contagios y fallecidos desde principios de mayo de 2020.

En este sentido, el obispo Gervas Nyaisonga, de la Conferencia Episcopal de Tanzania, alertó el martes del incremento de los funerales, que achacó "a una posible nueva ola de contagios por coronavirus", a pesar de las afirmaciones del Gobierno sobre la ausencia de casos en el país.

En esta misma línea se expresó durante el fin de semana el obispo Yuda Thadei Ruwaichi, quien pidió a la población que tomara medidas para protegerse, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

"La COVID-19 no ha sido eliminada, aún está aquí. No hay que ser imprudentes. Debemos protegernos, lavarnos las manos con agua y jabón. Tenemos que volver a llevar mascarilla", argumentó. Magufuli se ha burlado en público en varias ocasiones de las personas que usan mascarilla.

Sin embargo, el viceministro de Sanidad, Goodluck Mollel, ha indicado en declaraciones al diario tanzano 'Mwananchi' que la población "debe dejar este asunto a los científicos". "Si hay algún problema, el Gobierno lo explicará. La gente debe seguir con sus actividades productivas habituales", ha zanjado.

Contador

Para leer más