23 de octubre de 2020
25 de septiembre de 2020

El presidente y el vicepresidente de transición de Malí juran sus cargos

El presidente y el vicepresidente de transición de Malí juran sus cargos
El coronel Assimi Goita, líder de la junta militar y nuevo vicepresidente de transición - 2020 GETTY IMAGES / JOHN KALAPO - ARCHIVO

La CEDEAO dice que no retirará las sanciones hasta que haya un primer ministro civil

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El antiguo ministro de Defensa Bah Ndaw y el coronel Assimi Goita, líder de la junta militar que protagonizó el golpe de Estado del 18 de agosto en Malí, han prestado juramento este viernes en Bamako como presidente y vicepresidente de transición, según informan los medios locales.

Ambos han jurado sus cargos ante los jueces del Tribunal Supremo, iniciando así el periodo de transición de 18 meses acordado entre la junta militar y representantes de la sociedad civil y la oposición, que prevé igualmente la designación de un primer ministro.

"Juro ante Dios y el pueblo maliense preservar con toda fidelidad el régimen republicano. Respetar y hacer respetar la Constitución, la carta para la transición y la ley, cumplir mis funciones en el interés superior del pueblo, preservar los avances democráticos, garantizar la unidad nacional, la independencia de la patria y la integridad del territorio nacional", ha dicho Ndaw durante la ceremonia.

"Me comprometo solemnemente y con honor hacer todo lo posible para lograr la unidad africana. Lo juro, lo juro", ha agregado el nuevo presidente de transición. Posteriormente, Goita ha subido al podio para recitar este mismo texto durante su toma de posesión.

Inmediatamente después, Ndaw ha recalcado que está dispuesto a "asumir el sacrificio supremo para que Malí se convierta en el Malí soñado". Entre las prioridades, ha citado la necesidad de "una reflexión profunda sobre las taras de los procesos electorales" y ha prometido que luchará contra "escrutinios de costes astronómicos, el fraude electoral y la injerencia de la Administración en el proceso electoral".

Respecto al problema de la inseguridad, marcado principalmente por la presencia de grupos yihadistas en el país, el nuevo presidente ha denunciado que "su santuario se amplía en detrimento de la seguridad nacional" por lo que "las victorias a medias no son suficientes para vencerles".

En este sentido, ha apostado por una buena gestión política pero también por dotar a las fuerzas de seguridad de los medios necesarios. Además, ha recalcado que "el Ejército solo deberá combatir al enemigo" y en ningún caso cometer "abusos contra la población civil". "Eso no se puede aceptar y no será aceptado", ha recalcado.

Por otra parte, el nuevo presidente ha reconocido que "la buena gestión de nuestros recursos, de nuestros escasos recursos, es una obligación". "No puedo prometer corrupción cero pero haré todo lo que pueda para que la impunidad cero sea la norma", ha asegurado. "El dinero público es sagrado y haré que se gaste de manera verificable y razonable", ha añadido.

Por último, ha prometido que la transición que arranca no pondrá en peligro "ningún compromiso internacional de Malí ni los acuerdos firmados por el Gobierno", incluido el acuerdo de paz firmado en 2015 con los rebeldes tuareg, que "será aplicado y solo será revisado de acuerdo con las partes".

LA CEDEAO MANTIENE LAS SANCIONES

Por su parte, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que había reclamado un proceso de transición liderado por civiles, ha señalado tras la ceremonia que las sanciones impuestas al país no serán reiteradas hasta que las nuevas autoridades nombren a un civil como primer ministro.

"La misión ha tomado nota de la nominación de Ndaw y le felicita. Tras esto, las sanciones serán retiradas cuando sea nombrado un primer ministro civil", ha dicho el presidente de la comisión de la CEDEAO, Jean-Claude Kassi Brou, quien ha leído un comunicado redactado por el mediador del organismo regional, el expresidente nigeriano Goodluck Jonathan.

Así, ha manifestado que "el objetivo de la misión era evaluar los progresos registrados de cara a la vuelta a la normalidad en Malí", al tiempo que ha trasladado la "gran preocupación" por la situación de los integrantes del antiguo Gobierno que permanecen detenidos por las autoridades militares.

Jonathan ha defendido en rueda de prensa que "la retirada de las sanciones está también relacionada con la posición de la CEDEAO sobre la cuestión de la Vicepresidencia", en referencia a la elección de Goita como vicepresidente, en lugar de una personalidad civil, tal y como ha recogido el diario 'Journal du Mali'.

UN PRIMER MINISTRO "LO ANTES POSIBLE"

El expresidente nigeriano, que ha expresado su deseo de que el nuevo primer ministro "sea nombrado lo antes posible", ha agregado que "al CEDEAO no va a dictar a los malienses cómo dirigir el país, pero si la CEDEAO y Malí quieren que lo propuesto sea aceptado, debe estar en línea con el modelo internacional".

Pese a ello, ha incidido en que "la CEDEAO no tiene problema con que haya militares integrados en el futuro Gobierno de transición", al tiempo que ha hecho hincapié en la necesidad de que los detenidos por la junta sean liberados.

Jonathan, quien llegó el miércoles a Malí y se reunió el jueves con el presidente y el vicepresidente designados, se mostró "optimista" tras el encuentro sobre la posibilidad de que el nombramiento de estas dos personas al frente de la transición "señalará el principio de la vuelta a la normalidad en Malí".

La CEDEAO ha aceptado un periodo de transición de 18 meses con la condición de que tanto el presidente como el primer ministro durante el mismo serían civiles, requisito que Ndaw cumpliría en parte, ya que es un coronel retirado. Además, dejaron claro que aunque el vicepresidente pudiera ser un militar, en ningún caso podría reemplazar al presidente de transición.

Por otra parte, dijeron que una vez que el presidente y el vicepresidente de la transición fueran instaurados en sus cargos, se procedería al levantamiento de las sanciones impuestas, que incluyen el cierre de fronteras y el cese del comercio con Malí.

El organismo regional ha estado encabezando esfuerzos de mediación desde que arrancaron las protestas convocadas por el opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) contra Keita, si bien se saldaron sin acuerdo y el estancamiento de las mismas se vio cortado abruptamente por la asonada del 18 de agosto.

El M5-RFP, liderado por el influyente imán Mahmoud Dicko, afirmó el miércoles que no participó en la elección de Ndaw y Goita como presidente y vicepresidente, respectivamente. Previamente ya había criticado la 'hoja de ruta' anunciada por la junta tras varios días de diálogo nacional sobre el modelo de transición a seguir en el país africano.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional