24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 9 de diciembre de 2014

    Uno de los presos de Guantánamo acogidos en Uruguay pide el traslado de su familia al país

    MONTEVIDEO, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Uno de los seis presos de Guantánamo liberados por Estados Unidos y entregados a las autoridades de Uruguay ha pedido este lunes el traslado de su familia al país sudamericano, según ha confirmado a la prensa su abogada, Cori Crider.

    Se trata de Abu Wael Dhiab, un ciudadano sirio de 43 años, de madre argentina, que recibió la atención de los medios de comunicación por iniciar una huelga en la cárcel militar estadounidense de Guantánamo para protestar por su condición, lo que le llevó a ser alimentado a la fuerza.

    Este ex reo de Guantánamo es el que se encontraba en peor estado de salud a su llegada a Uruguay y ha sido hospitalizado. Sin embargo, ha ido evolucionando a lo largo del día, ha probado mate y ha pedido traer a su familia, según ha informado el periódico uruguayo 'El País'.

    Uno de los hijos de Dhiab murió en la guerra en su país y hace varios años que no puede ver a su esposa y a sus otros tres hijos. El ex preso sirio, que trabajaba vendiendo miel en Pakistán, fue transferido a Guantánamo en 2002. En un informe del Departamento de Defensa se le señala como falsificador de documentos.

    SU LLEGADA A URUGUAY

    Los seis presos de Guantánamo liberados por Estados Unidos y entregados a las autoridades de Uruguay se encuentran ya en Montevideo, donde han sido trasladados a dos hospitales para someterles a revisión médica.

    Los cuatro sirios, un palestino y un tunecino han sido trasladados en cuatro ambulancias de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) acompañadas de una docena de vehículos desde la base aérea a la que han llegado en la madrugada del lunes a dos centros hospitalarios de Montevideo, uno de ellos el Hospital Militar.

    A recibir a los prisioneros, a uno de los cuales esperaba una silla de ruedas, han acudido el ministro de Exteriores uruguayo, Luis Porto, así como funcionarios de los ministerios del Interior y de Salud Pública, según el citado diario, que precisa que los liberados habrían hecho el viaje esposados.

    AGRADECIMIENTO A URUGUAY

    "Si no hubiera sido por Uruguay, hoy aún estaría en ese agujero negro en Cuba. No tengo palabras para expresar lo agradecido que estoy por la confianza inmensa que ustedes, el pueblo uruguayo, han puesto en mí y en los otros prisioneros en abrirnos las puertas a su país. No podemos agradecerles lo suficiente por recibirnos en su país", ha señalado en una carta otro de los seis prisioneros liberados, Abdelhadi Omar Faraj.

    Asimismo, ha tenido palabras de agradecimiento para el presidente uruguayo, José Mujica, "por su acto noble de solidaridad" y por su compromiso a tratar a los ex presos de Guantánamo "como seres humanos plenos, en vez de actuar como otro carcelero".

    Así las cosas, asegura que tanto él como los demás prisioneros brindarán "solo buena voluntad y contribuciones positivas a Uruguay" mientras aprenden español y rehacen sus vidas allí.

    Para leer más