26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 1 de junio de 2014

    Cientos de musulmanes exigen su evacuación por la violencia

    BANGUI, 1 Jun. (Reuters/EP) -

       Cientos de musulmanes han marchado este sábado por las calles de Bangui para protestar contra la llamada realizada por la presidenta centroafricana, Catherine Samba-Panza, para su desarme y para exigir su evacuación segura de la ciudad por los continuos episodios violentos.

       Después de dos días de violencia a raíz del ataque a una iglesia por milicianos musulmanes, Bangui ha vuelto a recuperar una calma relativa. El viernes Samba-Panza condenó lo sucedido y aseguró que los responsables serían castigados y que la ciudad, incluidos los barrios de mayoría musulmana, será desarmada.

       República Centroafricana se ha visto sacudida por violencia étnica y religiosa desde hace un año, a raíz de que los rebeldes 'séléka', de mayoría musulmana se hiciesen con el poder del país, con una población principalmente cristiana.

       El pasado mes de enero los rebeldes séléka abandonaron el poder debido a la presión de la comunidad internacional, y desde entonces se han sucedido los crímenes y persecuciones contra la población musulmana. La mayoría de los musulmanes del país se han refugiado en Bangui y en el oeste del país, provocando la división de la población.

       "Nos estamos defendiendo porque no tenemos otra", ha afirmado uno de los organizadores de la manifestación, Ousmane Abakar, en declaraciones a Reuters. "Si van a desarmar PK5 --el barrio de mayoría musulmana de la capital-- tienen que desarmar toda la ciudad a la vez porque todos los barrios de Bangui están armados", ha subrayado.

       "Somos víctimas de los anti-balaka", ha explicado Abakar, en referencia a las milicias de mayoría cristiana. "Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que nos lleve a donde haya paz", ha indicado.