17 de julio de 2019
25 de junio de 2019

Rescatan más de 400 migrantes abandonados en el desierto del Sáhara

Rescatan más de 400 migrantes abandonados en el desierto del Sáhara
Rescate de migrantes en el desierto del SáharaORGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS MIGRACIONES

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha rescatado a más de 400 migrantes que habían sido abandonados a su suerte en el desierto del Sáhara, lo que implica elevar a casi 20.000 el número de personas auxiliadas desde que la agencia inició en abril de 2016 las operaciones de rastreo y asistencia en esta región.

"Caminamos durante horas bajo el sol abrasador del desierto sin agua y sin tener ni idea de hacia dónde nos dirigíamos", cuenta Amadou, un maliense de 27 años que viajaba en un grupo de 406 personas, en su mayoría de Guinea, Costa de Marfil y Malí. Entre ellas había siete mujeres y cuatro niños, según un comunicado de la organización internacional.

"De repente, vi un camión de la OIM viniendo hacia nosotros. Nos dieron comida y agua y nos llevaron a Assamaka (en el norte de Níger) y al día siguiente a Arlit", afirma este superviviente, localizado junto a sus compañeros el 15 de junio. Una vez en el centro de tránsito, quienes lo deseen pueden acogerse a un programa voluntario de repatriación y ayuda.

El 98 por ciento de quienes son rescatados optan por este programa, algo que también quiere hacer Amadou. "No quiero convertirme en un cadáver más enterrado en el desierto. Me voy a casa", afirma, consciente de los peligros de una ruta para la que ni siquiera existen cifras aproximadas de víctimas mortales.

SIN CIFRAS CLARAS

Con esta ya son 189 las misiones humanitarias llevadas a cabo por la OIM en el desierto, donde miles de migrantes quedan varados bien porque se pierden en su ruta hacia el norte de África o porque las mafias directamente los dejan a su suerte.

La cifra de personas rescatadas desde abril de 2016 ya se acerca a las 20.000 y la organización internacional calcula que, en lo que va de año, ha localizado unos 1.200 migrantes de media al mes. Las agencias humanitarias no prevén que este goteo constante vaya a concluir a corto plazo, por lo que instan a no bajar la guardia.

Uno de los trabajadores que está en primera línea, Alhassane Adouel, ha reconocido que no termina de acostumbrarse a las llegadas de los grupos de supervivientes, "con recién nacidos en sus brazos, las caras cubiertas de arena y las ropas rotas". "A pesar de las muchas llegadas, me sigue rompiendo el corazón ver por lo que han tenido que pasar", ha añadido.

El jefe de la misión de la OIM en Níger, Martin Wyss, ha reconocido que la labor pone a prueba "el complicado contexto operativo, la peligrosa situación de seguridad y los repentinos flujos grandes de migrantes". No obstante, ha insistido en que vigilan "de cerca" la ruta para tratar de proteger a estas personas "antes de que sea demasiado tarde".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional