7 de marzo de 2021
1 de marzo de 2014

Rohani destaca que son los principios religiosos los que les impiden desarrollar armas nucleares

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente iraní, Hasán Rohani, ha asegurado que Irán no tiene intención alguna de atacar a ningún Estado del planeta y que son los principios morales y religiosos de la República Islámica los que les impiden desarrollar armas nucleares, y no ningún acuerdo que haya suscrito con otros países.

"La política exterior de la República Islámica de Irán es una política basada en el entendimiento y la confianza con el mundo. No es una táctica ni un eslogan, sino que la República Islámica no busca tensiones, la prolongación de las mismas ni su incremento", ha afirmado Rohani durante una reunión con altos cargos del Ministerio de Defensa, según recoge la prensa iraní.

En concreto, ha asegurado que no tienen interés alguno en las riquezas ni en los territorios de otros países; "No queremos invadir a nadie", pero ha advertido de que Irán se defenderá si es atacado. "Este es nuestro límite. Siempre buscaremos la disuasión o la defensa cuando sea necesaria", ha advertido.

En ese sentido, ha recordado los ocho años de guerra con el Irak apoyado por Estados Unidos y sus aliados durante la guerra de 1980 y ha argumentado que entonces hubiera sido muy fácil para Irán desarrollar armamento biológico o químico, pero nunca lo utilizó.

Para Irán, las armas de destrucción masiva están prohibidas por veredicto del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, un dictado conforme a las enseñanzas islámicas. Lo mismo dicen los códigos éticos iraníes.