3 de marzo de 2021
26 de septiembre de 2014

Rohani pide "decisiones valientes" para llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear de Irán

Dice que las relaciones con Estados Unidos no serán siempre "hostiles"

NUEVA YORK, 26 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha revelado que los avances en las negociaciones con el Grupo 5+1 --Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia-- sobre el programa nuclear del país persa son "extremadamente lentos" y ha dicho que serán necesarias "decisiones valientes" para lograr un acuerdo definitivo.

En un encuentro con periodistas en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, Rohani ha revelado que los avances en las negociaciones nucleares son "extremadamente lentos", aludiendo a la última ronda de conversaciones.

"Después de horas de conversaciones y reuniones no ha habido progresos para superar las grandes diferencias, ni siquiera un centímetro", ha dicho, por su parte, un alto cargo iraní a la agencia de noticias Reuters.

Fuentes diplomáticas occidentales han confirmado esta versión. "En las cuestiones centrales aún seguimos muy lejos (en nuestras posiciones)", ha dicho una de las fuentes, indicando que aún no han llegado a hablar del enriquecimiento de uranio ni de las sanciones.

En este contexto, Rohani ha considerado que "debemos mirar hacia el futuro y tomar decisiones valientes", insistiendo en que "Irán nunca renunciará a su derecho legítimo a realizar actividades nucleares civiles".

Además, ha advertido de que "cualquier acuerdo que no incluya la retirada total y simultánea de todas las sanciones no será aceptable para Irán". "Este acuerdo tiene que beneficiar a Irán, al Grupo 5+1 y a la región", ha subrayado.

Irán y el Grupo 5+1 llegaron a un acuerdo en noviembre de 2013 por virtud del cual el país persa se comprometió a reducir hasta el 20 por ciento el enriquecimiento de uranio a cambio de que Occidente fuera levantando progresivamente las sanciones en su contra.

Las partes se dieron hasta el pasado mes de julio para llegar a un acuerdo a largo plazo, pero no cumplieron el calendario, por lo que se han dado hasta el próximo 24 de noviembre. La semana pasada reanudaron las conversaciones sobre el programa nuclear.

Occidente sospecha que el programa nuclear iraní está destinado a desarrollar armamento atómico, por lo que han impuesto numerosas sanciones para limitar los recursos destinados a este fin. Teherán, por su parte, sostiene que tiene fines pacíficos, como la generación de energía.

RELACIONES CON EEUU

Por otro lado, Rohani se ha referido a las relaciones entre Irán y Estados Unidos, enemigos acérrimos desde la revolución islámica de 1979, confiando en que la hostilidad no durará siempre y en que "algún día esto cambiará".

"No está escrito en una piedra que las relaciones entre Irán y Estados Unidos deban ser hostiles siempre. Un día esto cambiará", ha dicho, destacando que corresponde a ambos gobiernos generar las condiciones para que esto sea posible.

Precisamente, la Asamblea General de la ONU del año pasado sirvió para que se produjera el primer acercamiento bilateral en décadas. El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó por teléfono a Rohani para felicitarle por su reciente victoria electoral.

Para leer más