21 de septiembre de 2019
26 de abril de 2008

R.Unido.- Amy Winehouse es amonestada por la agresión a un hombre el pasado miércoles y concluye su estancia en prisión

LONDRES, 26 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

La cantante Amy Winehouse pasó hoy su última noche en una prisión londinense tras el incidente que protagonizó el pasado miércoles con la agresión a un hombre de 38 años en Candem Town, donde reside, y por la que la Policía ha aplicado una amonestación que, no obstante, no implicará cargos.

La propia Winehouse acudió voluntariamente la misma noche del suceso a la comisaría de Holborn, que ya ha abandonado, y esta mañana concluyó los interrogatorios en los que participó por asestar una "bofetada con la mano abierta" a un viandante, según informó su portavoz en un comunicado.

La polémica intérprete "cooperó plenamente" con la investigación y, además de "disculparse por el incidente", agradeció a la Policía su "profesional manejo" del asunto, que no provocará más acciones en el futuro. En este sentido, la amonestación no supone cargos, si bien permanecerá en sus antecedentes y podría resultar un agravante si resulta imputada por un caso similar en el futuro.

El último escándalo en la trayectoria de la estrella de 24 años tuvo lugar después de que el pasado miércoles un hombre denunciase ante la policía que había sido agredido por una mujer en la zona de Chalk Farm, en el barrio de Candem Town, uno de los más populares de la capital británica y en el que reside la propia Winehouse.

Sin embargo, el día que se produjo el suceso, la intérprete de 'Back to Black' "no estaba en condiciones" de participar en un interrogatorio, según la Policía, por lo que pasó la noche en una celda de la comisaría de Holborn, que abandonó esta misma mañana.