8 de abril de 2020
22 de julio de 2008

R.Unido.- Los McCann censuran filtración del informe del caso a un diario cuando sus abogados lo reclaman a la Fiscalía

Consideran emprender acciones legales contra la policía lusa como una "opción", si bien la "prioridad" actual es encontrar a su hija

LONDRES, 22 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

El matrimonio McCann censuró hoy la filtración del informe del caso de la desaparición de su hija Madeleine a un periódico portugués, que lo ha colgado en Internet un día después del archivo de la investigación por falta de pruebas, cuando sus abogados deben gestionar ante la Procuradoría lusa (Fiscalía General del Estado) la solicitud para acceder a documentos hasta ahora clasificados.

Así, mientras sus asesores legales esperan en Portugal una notificación oficial tras las demandas presentadas para conseguir los expedientes policiales, que suman unos 13 volúmenes, el diario 'Expresso' publica hoy en su página web un informe de 57 páginas con fecha del 20 de junio de 2008 escrito entre un inspector del Algarve, donde la pequeña desapareció el 3 de mayo de 2007, y la Policía Judicial (PJ).

Un hecho criticado por el portavoz de los McCann, Clarence Mitchell, que prefirió, "como siempre, no comentar nada que proceda de fuentes anónimas", si bien advirtió de que "si cualquier elemento del informe policial se coloca en internet, no es sólo incorrecto, sino que habrá que preguntarse quién está detrás y por qué".

En este sentido, recordó que los abogados de la pareja se encuentra en Portugal gestionando "formalmente" todos los trámites necesarios para conseguir la documentación en su totalidad y añadió que, una vez en su poder, "los analizarán a su debido tiempo sin hacer su contenido público en este momento".

La filtración supone el resumen del dossier policial que a principios de este mes se entregó al Ministerio Público y en el que los responsables de la investigación apostaban por el cierre del caso ante la ausencia de pruebas, una decisión finalmente confirmada ayer por el fiscal general, Fernando Pinto Monteiro, en un breve comunicado en el que confirmaba también el levantamiento del estatus de 'argüido' a los tres sospechosos oficiales que dieron como resultado los 14 meses de proceso: los padres de Madeleine y el ciudadano británico Robert Murat.

CONTENIDO DEL DOCUMENTO

El documento da cuenta del proceder de la policía a partir de las pistas recabadas, incluyendo entrevistas con los trabajadores del complejo Ocean Club en el que la familia había alquilado el apartamento del que desapareció la pequeña, así como con los testigos y vecinos de las 443 viviendas de la localidad de Praia da Luz.

Asimismo, precisa que los McCann fueron considerados sospechosos a raíz de los descubrimientos de los sabuesos trasladados específicamente desde Reino Unido, que detectaron signos de muerte en el vehículo alquilado por la familia 24 días después de la desaparición, así como en la ropa de Kate McCann y de la propia Madeleine. Sin embargo, los hallazgos no pudieron confirmar si los restos de ADN pertenecían a la pequeña, como tampoco si procedían de sangre o de otro fluido corporal.

En este contexto, los McCann esperan que la revisión de los documentos contribuyan a arrojar luz acerca de qué ocurrió en la habitación en la que dejaron durmiendo a la pequeña junto a sus hermanos menores mientras cenaban en un restaurante cercano. Un punto que también tiene su reflejo en el informe filtrado, en el que la vecina del piso superior, igualmente de nacionalidad británica, aseguró haber oído llorar a Madeleine durante más de una hora dos días antes, entre las 22.30 y las 23.45 horas, hasta que sus padres regresaron a casa.

La declaración, según el documento, "pone en cuestión" la alegación reiterada por los McCann de que cada media hora alguien acudía al apartamento desde el restaurante cercano en el que cenaban para supervisar el estado de los niños. No obstnate, los detectives privados contratados por la familia pretenden revisar especialmente estas cruciales primeras horas y toda la información relacionada con los pasos inicialmente acometidos desde que se descubrió la ausencia de la pequeña.

ACCIONES LEGALES

Así, después de que tanto la familia como los medios de comunicación británicos cuestionasen los métodos de las fuerzas de seguridad lusas, su portavoz aclaró hoy que los McCann "esperarán al momento oportuno" antes de hablar de la investigación policial, en el sentido de que, aunque la adopción de adopciones legales es "una opción, no es la prioridad" de la pareja, centrada actualmente en obtener nuevos indicios sobre el paradero de Madeleine.

En consecuencia, Clarence Mitchell asumió que "va a ser un largo y lento proceso, tanto para los abogados que examinarán la información como para Kate y Gerry mientras vayan siendo informados de su contenido y de si hay alguna necesidad de reparaciones legales". "La prioridad ha sido siempre encontrar a Madeleine, así que el trabajo de investigación es el primero y más importante", aseveró.

Así, apuntó que de haber "cualquier pista" en los expedientes, como nuevas averiguaciones, "eso es en lo que los detectives se centrarán en primera instancia", por lo que un virtual proceso judicial promovido por los McCann "es algo sobre lo que pedirán consejo tanto a sus abogados británicos como portugueses".