13 de noviembre de 2019
22 de junio de 2019

Rusia cerrará en julio su espacio aéreo a todos los vuelos de aerolíneas georgianas por "motivos de seguridad"

MOSCÚ, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha anunciado este sábado la suspensión de todos los vuelos de las aerolíneas georgianas al país a partir del próximo 8 de julio después de que diputados rusos tuvieran que cancelar una visita a la antigua república soviética tras ser objeto de amenazas.

"Se ha informado a Georgia de que, a partir del 8 de julio de este año, se suspenderán los vuelos de sus aerolíneas a Rusia", según la nota, que esgrime motivos burocráticos y de seguridad como razones de esta decisión.

"La medida se debe a la necesidad de garantizar un nivel suficiente de seguridad de la aviación, así como a una deuda vencida ante una empresa que presta servicios de navegación aérea en Rusia", de acuerdo con el comunicado, recogido por la agencia oficail de noticias rusa RIA Novosti.

Este mismo viernes el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó un decreto ejecutivo por el que prohibía temporalmente los vuelos de pasajeros desde Rusia a Georgia, en respuesta a la crisis bilateral, a partir de la misma fecha.

"A partir del 8 de julio de 2019, a las compañías aéreas rusas se les prohíbe temporalmente realizar servicios de transporte, incluidos comerciales, de los ciudadanos desde el territorio de la Federación Rusa al territorio de Georgia", reza el decreto ejecutivo, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

Al menos 240 personas resultaron heridas, entre ellas 80 policías, por los disturbios registrados durante la noche del jueves y la madrugada del viernes frente al Parlamento de Georgia, en Tiflis, por la visita de la delegación rusa, según el último balance ofrecido por las autoridades.

La delegación rusa viajó a Georgia para participar en una reunión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO). Durante el foro, uno de sus miembros, el diputado Sergei Gavrilov se sentó en el sillón del presidente del Parlamento, lo que habría molestado a los georgianos.

La crisis ha escalado hasta tal punto que el presidente de la sede legislativa, Irakli Kobajidze, ha dimitido y una coalición de partidos opositores ha pedido también la dimisión del ministro de Interior, Giorgi Gajaria, y la convocatoria de elecciones anticipadas.

La influencia de Rusia sobre Georgia continúa siendo un tema políticamente sensible. Tropas rusas y georgianas se enfrentaron durante unos pocos días en 2008 por el control de las regiones de Abjazia y Osetia del Sur.

Georgia, escenario histórico de pulsos entre distintas potencias, se convirtió de nuevo en un foco de disputa por el creciente interés de Estados Unidos por un país que aspiraba a salirse de la órbita rusa.

Para leer más