30 de mayo de 2020
18 de marzo de 2014

Rusia da un mes a los ciudadanos de Crimea que no quieran recibir automáticamente la nacionalidad rusa

El Krelim considera que Crimea ya es parte de Rusia tras la firma del acuerdo, que contempla un periodo de transición hasta 2015

MOSCÚ, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos ucranianos que residen en Crimea recibirán de forma automática la ciudadanía rusa a menos que en el plazo de un mes expresen su deseo de mantener su actual nacionalidad, según se desprende del acuerdo suscrito este martes por el que la península y la ciudad autónoma de Sebastopol pasan a formar parte de Rusia.

"El día de la admisión de la República de Crimea a Rusia y la formación de las nuevas regiones constituyentes rusas, los ciudadanos ucranianos y los no ciudadanos que residen de forma permanente en Crimea y en Sebastopol son reconocidos como ciudadanos rusos", reza el acuerdo que han firmado en Moscú el presidente ruso, Vladimir Putin, y los dirigentes de Crimea y Sebastopol.

Según el texto del acuerdo publicado en la web del Kremlin y recogido por la agencia Interfax Ucrania, solo se hará una excepción con las personas "que en el plazo de un mes desde este día expresen su deseo de mantener su actual nacionalidad (distinta de la rusa) para ellos y sus hijos menores o seguir siendo personas sin ciudadanía".

El tratado firmado por Putin, el primer ministro crimeo, Sergei Aksionov, y el alcalde de Sebastopol, Alexei Chaly, contempla la creación de "dos nuevas entidades" dentro de la Federación Rusa: "la República de Crimea y la ciudad de importancia federal de Sebastopol".

De acuerdo con RT, el tratado incluye diez artículos que entre otros estipulan que Rusia garantizará a los ciudadanos el derecho de mantener su propia lengua así como los medios y las condiciones para aprenderla y se contemplan tres lenguas oficiales: el ruso, el ucraniano y el tártaro crimeo.

PERIODO DE TRANSICIÓN

Asimismo, se prevé un periodo de transición hasta el 1 de enero de 2015, durante el que ambas partes resolverán las cuestiones de la integración de los nuevos sujetos "en el sistema económico, financiero, crediticio y legal de la Federación Rusa".

El documento firmado deberá ser aprobado ahora por el Tribunal Constitucional y ratificado por los parlamentos de ambas partes. No obstante, el Kremlin ha aclarado en un comunicado que "la República de Crimea es considerada como una parte de Rusia a contar desde la fecha de la firma del acuerdo".

Para leer más