8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

Sabahi acepta su derrota frente a Al Sisi en las elecciones presidenciales egipcias

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato izquierdista, Hamdeen Sabahi, ha aceptado su derrota en las elecciones presidenciales que se han celebrado entre el lunes y el miércoles en Egipto ante el ex jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, que ha conseguido nueve de cada diez votos.

"Es hora de respetar la elección del pueblo egipcio y admito mi derrota", ha dicho en una rueda de prensa celebrada en El Cairo. "Hemos perdido las elecciones, pero nos hemos ganado el respeto. Hemos perdido una batalla, pero tenemos fe en la victoria de los sueños de libertad y justicia social al final del camino", ha añadido.

De acuerdo con los resultados oficiosos, pues la Comisión Electoral no dará sus datos hasta principios de junio, Al Sisi ha conseguido el 96 por ciento de los votos --unos 23 millones-- y Sabahi un 3,5 por ciento --unos 700.000--.

Los datos ofrecidos por los medios de comunicación apuntan, además, a una participación del 46 por ciento, a pesar de que los egipcios tuvieron tres días para sufragar. Los votos bulos superaron a los de Sabahi, ya que llegaron al millón.

Sin embargo, Sabahi ha denunciado irregularidades durante el recuento de votos, detallando que, de acuerdo con su equipo de campaña, en algunos centros de votación las papeletas a su favor no fueron sumadas, dándole una suma cero.

"Por eso no podemos dar credibilidad ni ratificar los resultados anunciados sobre participación. Son un insulto a la inteligencia de los egipcios", ha dicho el político 'nasserista', según ha informado el diario oficial 'Al Ahram'.

Sabahi también ha denunciado que durante la campaña electoral "no ha habido suficiente transparencia no objetividad" por parte de las instituciones estatales y de los medios de comunicación "que han decidido movilizar a la gente en lugar de concienciarla".

"A pesar de ello, hemos decidido, con total conocimiento de los restos, liderar la batalla. No hemos huido de nuestra responsabilidad de presentar una alternativa que represente el sueño del pueblo egipcio de construir un camino democrático para la libertad de elección", ha subrayado.

Sabahi ha aclarado que no aceptará ningún cargo en el nuevo Gobierno, apuntando que su pretensión es seguir construyendo una alternativa civil y democrática desde la oposición.