5 de diciembre de 2020
20 de abril de 2006

Sáhara.- La ONU insta a Marruecos y el Frente Polisario a iniciar conversaciones directas

La negativa marroquí a reconocer el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui hace imposible a la ONU continuar mediando en el proceso

NUEVA YORK, 20 Abr. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

El informe sobre la situación en el Sáhara Occidental que el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, pondrá mañana sobre la mesa del Consejo de Seguridad insta a las partes enfrentadas en la disputa del territorio a resolver mediante contacto directo la cuestión, dada la imposibilidad de interrumpir el estancamiento en el que se encuentran las negociaciones.

La negativa marroquí a reconocer el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y fundamentar la aceptación de un plan basado en una amplia autonomía para el territorio, chocan totalmente con la aspiración soberanista del Frente Polisario, al tiempo que revelan la incapacidad de avanzar en una resolución del conflicto, según el informe que publicará mañana Annan, y al que tuvo acceso Europa Press.

El enviado personal de Annan, Peter van Walsum, transmitió al secretario general que, tras años de "confianza en los planes patrocinados por la ONU, debe darse a entender que Naciones Unidas da un paso atrás y que la responsabilidad ahora reposa sobre ellos", en relación al Frente Polisario y a las autoridades marroquíes.

Van Walsum transmitió al secretario general que, en cualquier caso, la solución al problema del Sáhara Occidental debe situarse bajo los auspicios de Naciones Unidas. Entre las recomendaciones que presenta Annan en su informe se encuentra una invitación a Argelia a participar en las negociaciones y a los miembros del Consejo de Seguridad que apoyan la postura de Marruecos a que "cooperen para lograr que las negociaciones tengan éxito".

Según transmitió van Walsum a Annan tras las consultas bilaterales, la negativa marroquí a aceptar la autodeterminación y la del Polisario a reconocer una autonomía, exigen que una negociación directa no se sujete a premisas preconcebidas. La solución "sólo puede ser alcanzada si las partes trabajan para lograr un compromiso aceptable por ambos, basado en los principios de las leyes internacionales y la actual realidad política".

EMPEORAMIENTO DE LA SITUACION

Annan señala que el Consejo de Seguridad no puede permitir que continúe el bloqueo actual y que la situación se deteriore a un nivel de "inestabilidad en la región que amenace la paz y seguridad internacional". El objetivo de estas negociaciones debe ser una "justa, duradera y mutua solución política aceptable que facilite la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental".

Entre las señales que indican que dicho deterioro de la situación puede empeorar, Annan señala en su informe las demostraciones de fuerza a las recientes manifestaciones en los territorios y la preocupación ante la celebración de juicios justos. Por ello, y aunque la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en Sáhara Occidental (MINURSO) no tiene mandato o recursos para intervenir en este asunto, Naciones Unidas está comprometida con la defensa de los principios internacionales de Derechos Humanos, apunta el documento.

Por todas estas razones y los potenciales peligros a los que se enfrentan los manifestantes civiles en zonas restringidas y próximas al área de delimitación, el informe de Annan recomienda la prolongación del mandato de MINURSO durante otros seis meses, hasta el próximo 31 de octubre, como pieza clave para estabilizar y supervisar el alto al fuego y que las manifestaciones sean notificadas con suficiente antelación para evitar daños y asegurarse que los observadores de la ONU puedan estar presentes.