25 de enero de 2020
23 de junio de 2009

Salen de Irlanda del Norte los rumanos que se refugiaron en un iglesia por ataques racistas

Salen de Irlanda del Norte los rumanos que se refugiaron en un iglesia por ataques racistas
REUTERS

   LONDRES, 23 Jun. (EUROPA PRESS)

Alrededor de un centenar de inmigrantes rumanos que la semana que viene tuvieron que refugiarse en una iglesia de Belfast para protegerse de los ataques racistas de los que estaban siendo víctimas desde hace semanas han decidido abandonar Irlanda del Norte y regresar a su país.

   La ministra de Desarrollo Social, Margaret Ritchie, explicó que 25 de estas personas ya se han marchado y que se espera que otras 75 también se vayan tan pronto como puedan. Según Ritchie, sólo 14 de los rumanos que dejaron sus casas han decidido quedarse en Reino Unido, informa la BBC.

   El Gobierno de Irlanda del Norte está costeando los gastos del viaje que tienen que hacer ahora estas familias hasta llegar a Rumanía. Todas habrán abandonado el país en menos de una semana, afirmó un portavoz del Consejo de Minorías Étnicas de la región. "Hemos hablado con las familias rumanas y la mayoría quiere volver a casa", añadió.

   La iglesia de Belfast donde se refugiaron los rumanos la semana pasada fue víctima de actos vandálicos anoche. Tres jóvenes de 20 años han sido detenidos por su presunta relación con este ataque en el que los asaltantes rompieron algunas ventanas y vidrieras. "Es fácil concluir que esto lo ha hecho alguien a quien no le gustó nuestra respuesta hacia los rumanos", señaló el pastor Malcolm Morgan.

   Unas 20 familias rumanas, es decir, aproximadamente 115 personas entre las que había numerosos niños, se tuvieron que refugiar en una iglesia para pasar la noche del martes pasado debido a que tuvieron que huir de sus hogares en Belfast después de sufrir ataques racistas en los días anteriores.

   Agentes de Policía ayudaron a las familias a desalojar sus casas, situadas en un barrio del sur de Belfast, tras lo cual los más de 100 rumanos buscaron refugio en una iglesia protestante. Las autoridades locales condenaron los hechos y aseguraron que buscarían a los responsables, que han insultado y agredido a los rumanos y además les han dejado copias de 'Mein Kampf' --el libro que escribió Hitler-- en los buzones de sus casas.