19 de febrero de 2020
27 de agosto de 2014

Los soldados rusos capturados insisten en que no se dieron cuenta de que estaban en Ucrania

KIEV, 27 Ago. (Reuters/EP) -

El grupo de paracaidistas rusos capturado por las fuerzas ucranianas ha asegurado que ellos embarcaron para lo que creían que era un entrenamiento rutinario y que no sabían que estaban en Ucrania hasta ser detenidos, según han declarado en una rueda de prensa celebrada este miércoles en Kiev.

Nueve de los diez soldados capturados han contado que tenían muy poca información antes de empezar la patrulla y que no tienen experiencia en combate. Los diez están heridos y se recuperan en un hospital de Kiev.

"No estábamos informados de todo (...) nos perdiéramos o no, nos mandaron allí, no sabíamos ni el camino por el que íbamos", ha asegurado el autoproclamado líder del grupo, el militar Ivan Romantsev.

"No sabíamos que estábamos en territorio ucraniano, cuando entramos en el campamento fuimos capturados y nos explicaron que estábamos en Ucrania", ha contado el sargento Vladimir Savosteyev, que tiene un ojo negro que, según ha dicho, es resultado de los bombardeos.

"Hemos hecho entrenamientos como éste muchas veces, haciendo las mismas cosas. La única diferencia está en que en esta ocasión se llevó a cabo en otros lugares", ha añadido.

Kiev los ha acusado de estar en una "misión especial" en apoyo a los rebeldes prorrusos en las regiones del este del país. Moscú ha negado las acusaciones y ha asegurado que su tropa se había desviado por error.

El Ejército ucraniano ha asegurado este miércoles que más soldados rusos han entrado en Ucrania en una nueva incursión, pero aún no ha podido ser verificado.

Esta nueva acusación ha acabado rápidamente con cualquier atisbo de optimismo sobre el fin del conflicto un día después de que los presidentes de Rusia y Ucrania, Vladimir Putin y Petro Poroshenko, respectivamente, acordaran trabajar para poner fin a la guerra.

SU PUNTO DE VISTA HA CAMBIADO

Los soldados rusos capturados, que están detenidos por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), han asegurado que han recibido un buen trato por parte de sus captores y que, tras meses de conflicto, su punto de vista sobre la contienda ha cambiado.

"Hemos visto con nuestros propios ojos lo que está pasando aquí. Nos cogieron, hablamos con sus muchachos y ellos hablaron con nosotros. Nos dimos cuenta de que son buenos chicos", ha contado Romantsev, que llevaba, como el resto de sus compañeros, ropa de camuflaje.

"Entendemos que lo que se muestra en la televisión no se corresponde con la realidad", ha añadido.

Los medios de comunicación rusos tienden a proyectar una visión del conflicto en la que se explica que la destitución del anterior presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, fue obra de una "junta fascista" y que las rebeliones separatistas son una respuesta a las prácticas injustas y la acción militar de Kiev contra la población de habla rusa.

"Es la guerra de verdad. Somos soldados ordinarios y no queremos luchar. Es el alto mando el que está luchando", ha subrayado Romantsev.

Para leer más