2 de diciembre de 2020
25 de junio de 2007

Somalia.- La inseguridad y la violencia en Mogadiscio dificultan las operaciones de ayuda humanitaria, según la ONU

NAIROBI, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La inseguridad y la violencia en Mogadiscio restringen las operaciones de ayuda humanitaria y limitan la capacidad de la población para vivir, informó la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

"El ambiente de temor se ha intensificado entre la población de Mogadiscio. La intimidación está obstruyendo la realización de actividades humanitarias", advirtió OCHA Somalia en su último informe de la semana pasada, en el que asegura que la violencia se ha intensificado desde que la conferencia nacional de reconciliación, prevista para el 13 de junio, fuera pospuesta para mediados de julio.

El anuncio del Gobierno del 19 de junio sobre la amnistía otorgada a los insurgentes aparentemente no ha surtido efecto sobre la seguridad de la ciudad, informó OCHA. Por lo menos doce explosiones y ataques a blancos gubernamentales han sido registrados desde el pasado viernes, dijo un residente local, que añadió que "desafortunadamente, la amnistía no parece haber persuadido a los que pelean". Lamentó también que frecuentemente los civiles se vean atrapados entre dos fuegos cruzados.

Sin embargo, a pesar de la violencia por lo menos 117.000 de las 400.000 personas desplazadas de la capital somalí desde principios de 2007 han vuelto ya, muchas desde regiones cercanas a Mogadiscio, según el informe de la OCHA.

Otros que regresan de zonas más lejanas, como de Dobley o Afmadow, ven su camino obstaculizado por las tensiones registradas entre dos clanes en Kismayo, a 500 kilómetros al sur de Mogadiscio.

Según la OCHA, la información recogida en 238 puestos de control en el centro y sur del país indican que los convoy humanitarios están siendo retrasados dos o tres días como media. "Las tarifas del pasaje varían entre los 20 y los 500 dólares por camión en los puestos de control", añadió.