5 de diciembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Somalia.- Los separatistas de Somalilandia advierten a los islamistas de que no desestabilicen la república

HARGEISA (SOMALIA), 30 Sep. (EP/AP) -

El presidente de la república separatista de Somalilandia, Dahir Rayale Kahin, restó importancia a la creciente importancia de la Unión de Tribunales Islámicos en la región, pero advirtió a sus dirigentes de que si intentan desestabilizar su territorio serían tratados como enemigos.

Kahin reconoció en una entrevista concedida a AP que la ley islámica se aplica en Somalia desde hace mucho tiempo, pero que ahora ha tomado un "cariz fanático" inquietante.

Somalialandia es una república independiente autoproclamada en 1991 y no reconocida internacionalmente ubicada en el norte de Somalia. Desde 2003 cuatro cooperantes extranjeros han sido asesinados en ataques reivindicados por Aden Hashi Ayro, jefe militar de la Unión de Tribunales Islámicos. Según la ONU, Ayro es un presunto colaborador de Al Qaeda entrenado en campos de la organización terrorista en Afganistán.

El pasado miércoles, Ayro apareció en Kismayo, una ciudad del sur de Somalia tomada recientemente por los islamistas ante la impotencia de las fuerzas del Gobierno reconocido oficial del país, con sede en Baidoa.

Kahin afirmó que Somalilandia no volverá a pertenecer a Somalia porque ya estuvieron unidos a ese país durante 30 años "y todo terminó en un desastre". "No tenemos intención de regresar nunca más", sentenció.

En cualquier caso, Kahin afirmó que Somalilandia quiere tratar algunos temas de interés común con Somalia cuando se establezca un Gobierno único. "Hablaremos sobre cómo ellos (Somalia) deben alcanzar el estado en el que nosotros nos encontramos. Podemos hablar como estados, de igual a igual", afirmó.

El presidente cree que la situación en Somalia es incierta y sólo el tiempo dirá si los islamistas, que ya controlan la mayor parte del territorio del país, serán el poder con el que habrá que tratar. "Veremos si permanecerán en las zonas que ahora controlan. Démosles tiempo", apuntó Kahin.

Kahin afirmó que el país no conseguirá la paz hasta que sus líderes dejen de buscar ayuda externa para resolver un conflicto que dura ya quince años y los demás países dejen de intentar buscar soluciones. Los líderes de Somalia y pueblo necesitan sentarse y negociar sus diferencias tal como hicieron tras la retirada británica, afirmó.

Somalilandia ocupa el territorio de la antigua Somalia Británica, unida a la Somalilandia Italiana en la década de 1960 con el proceso de descolonización, dando lugar a la actual Somalia.

Desde que las milicias de la Unión de Tribunales Islámicos tomara la capital, Mogadiscio, en junio, ha aumentado su zona de influencia, mermando cada vez más el poder de los señores de la guerra que combatían desde 1991, cuando depusieron al dictador Mohamed Siad Barre y desencadenaron una cruenta guerra civil.