20 de agosto de 2019
11 de enero de 2009

Sri Lanka.- Al menos 24 muertos en los últimos combates entre militares y guerrilleros del LTTE, según el Ejército

COLOMBO, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ejército ceilandés informó hoy de la muerte de un total de 24 guerrilleros de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) en los combates registradas en las últimas horas. Las tropas gubernamentales intentan tomar todo el territorio controlado por los rebeldes tras el hito de la toma de su "capital", Kilinochchi.

Sin embargo, en los alrededores de la ciudad siguen registrándose fuertes combates que se tradujeron el viernes en el hallazgo de once cadáveres por parte de las fuerzas gubernamentales. Según el Ejército, los rebeldes sufrieron "importantes pérdidas" y además los militares capturaron armas y equipo y un campo de entrenamiento tamil. Un soldado resultó herido.

En esta misma región un total de 101 civiles, desplazados internos, se entregaron al Ejército, procedentes de la zona controlada por los insurgentes.

Mientras, en la zona de Batticaloa, un miliciano de los Tigres de Liberación del Pueblo Tamil (TMVP) --escisión del LTTE aliada ahora del Gobierno-- murió anoche y otros dos resultaron heridos en un ataque de los rebeldes. Tras el combate fueron recuperados los cuerpos de dos guerrilleros del LTTE.

En el último bastión de los rebeldes, la región de Mullaittivu, el Ejército informó de la muerte de un guerrillero tamil en una serie de combates en la zona de Kachchilimadu registrados el viernes. Además, ayer las tropas capturaron un campamento del LTTE y ambas partes sufrieron importantes bajas en las numerosas escaramuzas.

Por otra parte la aviación ceilandesa mató a un gran número de guerrilleros tamiles en bombardeos efectuados esta mañana sobre la región del lago Chundikulam, en Jaffan (norte). La zona fue bombardeada de nuevo después de que fuera localizado un grupo de guerrilleros que se batían en retirada.

En esa misma región las tropas gubernamentales habrían tomado ayer viernes una trinchera acorazada con búnkeres que albergaba un centro de comunicaciones de los insurgentes.

En total, el viernes el Ejército entregó al Comité Internacional de la Cruz Roja los cuerpos de catorce guerrilleros muertos en los últimos enfrentamientos.

Los rebeldes, por su parte, informaron en la web www.tamilnet.com de que al menos cuatro civiles habrían muerto por disparos de la artillería gubernamental en el distrito de Mullaiththeevu en la noche de ayer sábado.

Según estas fuentes, el Ejército bombardeó una zona en la que había desplazados internos, civiles. Los muertos serían un hombre, una mujer y la hija de ambos, así como un estudiante de 17 años. Otros cuatro civiles habrían resultado heridos, incluido un niño de cinco años.

Además, el LTTE denuncia que los bombardeos del Ejército sobre Vaddakkachchi y Puliyampokkanai, cerca de Kilinochchi, impiden a los civiles abandonar las nuevas zonas que están siendo atacadas con artillería.