28 de febrero de 2020
24 de enero de 2020

Sudán y uno de los principales grupos rebeldes firman un principio de acuerdo sobre política y seguridad

Sudán y uno de los principales grupos rebeldes firman un principio de acuerdo sobre política y seguridad
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MARIO SALERNO/EUROPEAN UNION/DPA - ARCHIVO

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán y uno de los principales grupos rebeldes del país han firmado este viernes un principio de acuerdo sobre asuntos políticos y de seguridad, en el marco de las conversaciones de paz que se desarrollan en la capital de Sudán del Sur, Yuba.

El acuerdo ha sido firmado entre el Ejecutivo de transición y el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM-N), integrado en el Frente Revolucionario de Sudán (RSF), según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

El principio de acuerdo establece un estatus especial para las regiones de Kordofán del Sur y Nilo Azul, controladas por los rebeldes y escenario de conflicto desde hace varios años.

El 'número dos' del Consejo Soberano de Sudán, Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como 'Hemedti', ha destacado tras la firma del principio de acuerdo que las autoridades "están comprometidas con alcanzar una paz que transforme la vida de la gente y abra una nueva era".

Por su parte, el 'número dos' del SPLM-N, Yaser Arman, ha indicado que la firma supone "el inicio de la paz" y garantiza que Sudán "no se unirá al club de los estados fallidos". "Sudán logrará la paz con éxito", ha remachado.

El Gobierno de transición en Sudán ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Miles de personas han muerto en las guerras civiles en Sudán, incluido el conflicto en la región de Darfur (oeste), en el que los rebeldes luchaban desde 2003 contra el Gobierno de Omar Hasán al Bashir, derrocado en abril de 2019.

El conflicto en Darfur enfrenta a grupos rebeldes locales, compuestos principalmente por miembros de tribus agrícolas africanas, a las fuerzas gubernamentales y ha dejado unos 2,5 millones de desplazados.

Aunque los combates han remitido en los últimos cuatro años, sigue habiendo escaramuzas y aún continúan activos el Movimiento Justicia e Igualdad (JEM) y dos facciones del Ejército de Liberación de Sudán (SPLM).

Por su parte, los rebeldes del SPLM-N en Kordofán del Sur y Nilo Azul, otras dos regiones en Sudán, han venido respetando en gran medida un alto el fuego en los dos últimos años tras luchar contra Jartum a raíz de la independencia de Sudán del Sur en 2011.

Kordofán del Sur y Nilo Azul están habitados por amplias comunidades que se posicionaron del lado del Sur durante las décadas de guerra civil con Jartum. Muchos denuncian que han sido marginados por el Gobierno sudanés desde la independencia de Sudán del Sur en virtud del acuerdo de paz de 2005.

Para leer más