20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 20 de octubre de 2008

    Taro Aso pierde nueve puntos de apoyo popular en apenas tres semanas

    Taro Aso pierde nueve puntos de apoyo popular en apenas tres semanas
    REUTERS

    TOKIO, 20 Oct. (Reuters/EP) -

    El primer ministro japonés, Taro Aso, ha visto reducido su apoyo popular en poco más de una tercera parte, según refleja una encuesta publicada hoy por los medios de comunicación de Japón, la peor noticia posible para un líder que se planteaba la posibilidad de convocar elecciones anticipadas.

    Aso llegó al cargo el mes pasado y se ha especulado con que podría convocar elecciones con anticipación en la cámara baja en un intento por acabar con el punto muerto en que se encuentra el Parlamento. Sin embargo, el creciente temor a que la economía japonesa se vea afectada por la crisis global parece haber hecho que Aso reconsidere esta posibilidad.

    El sondeo aparecido en el diario 'Mainichi', contó con 1.044 muestras y cuyas preguntas se realizaron telefónicamente, muestra que el 36 por ciento de los japoneses apoyan al gabinete de Aso, lo que supone un retroceso de nueve puntos respecto a una consulta realizada a finales de septiembre.

    Además, el sondeo desvela que la mayoría de los encuestados querrían que el principal partido de la oposición, el Partido Democrático, se impusiera en las elecciones generales. El 48 por ciento aseguró que votarían por los demócratas, lo que significa un aumento de once puntos respecto al estudio anterior. El 36 por ciento apoyaría al partido del Gobierno, el Partido Liberal Democrático (LDP, por sus siglas en inglés), lo que supone un cinco por ciento menos de respaldo respecto a septiembre.

    Cuestionados sobre la opinión que les merece el hecho de que Aso haya priorizado la economía antes que la convocatoria de elecciones, el 50 por ciento respondió que no lo veían como algo positivo, mientras que el 43 por ciento lo considera correcto.

    Los analistas creen que los sondeos de opinión pública, así como los desarrollos en la crisis financiera global y la economía de Japón, serán factores clave en la decisión de Aso, de 68 años de edad, sobre la convocatoria o no de una votación en el Parlamento.

    Algunos hombre importantes dentro del LDP han declarado que Aso se está inclinando por convocar elecciones generales a finales de noviembre, pero Aso ha destacado que la toma de decisiones para arreglar la maltrecha economía japonesa debería ser la prioridad.

    En cualquier caso, Aso no está obligado a convocar elecciones generales hasta septiembre de 2009.