20 de marzo de 2019
4 de octubre de 2014

Un total de 191 obispos, 13 matrimonios y decenas de laicos inician mañana el Sínodo de la Familia

ROMA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 191 obispos de los cinco continentes, entre los que se encuentran los presidentes de las 114 Conferencias episcopales del mundo y los jefes de los 25 dicasterios vaticanos, iniciarán este domingo en el Vaticano las reflexiones sobre los "desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización".

El Papa Francisco también ha invitado a esta III Asamblea Extraordinaria sinodal sobre la pastoral familiar a 13 parejas de esposos, a otros 62 participantes, entre los que hay 12 mujeres, que por la metodología del sínodo tendrán voz, pero no voto aunque enriquecerán con su experiencia las sesiones de trabajo que se desarrollarán hasta el próximo 19 de octubre.

Además, el Pontífice ha encargado al cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, abrir el sínodo extraordinario de obispos y dirigir la homilía de la misa del domingo que inaugurará el encuentro.

Según ha explicado el secretario del Sínodo, cardenal Lorenzo Baldisseri, entre los matrimonios invitados, provenientes de Líbano, Congo, Rwanda, Filipinas, Francia, Alemania y Brasil que expondrán sus preocupaciones a los demás participantes y testimoniarán la belleza de la familia hay uno de "religión mixta"; él es musulmán y ella católica.

De la presencia femenina, destacan dos mujeres españolas María Lacalle Noriega, directora del Centro de Estudios sobre la Familia de la Universidad Francisco de Vitoria y Carmen Peña García, doctora de Derecho Canónico por la Universidad Pontifica de Comillas.

En total, 253 personas que desde el próximo domingo y hasta el 19 de octubre analizarán de manera "dinámica" la "auténtica doctrina de Iglesia en la realidad de hoy", según ha comentado Baldisseri. Además, ha confirmado que el Papa "abrirá las congregaciones con la oración y pronunciará unas palabras al inicio".

Baldisseri ha puesto de manifiesto que la metodología interna de la Asamblea "presenta varias novedades" que articularán las sesiones de trabajo. De manera general, durante la primera semana se realizarán Congregaciones generales en las que los padres sinodales tendrán 4 minutos para intervenir sobre los diferentes temas del documento de la y durante la segunda semana los miembros trabajarán en los círculos menores.

Durante más de 10 días la Iglesia católica analizará situaciones de irregularidad canónica, como los que conviven, los divorciados, los separados, los divorciados vueltos a casar, las madres solteras o las parejas del mismo sexo y sus eventuales hijos. También sobre la caída en picado del número de matrimonios en Occidente, la poligamia en África, o los matrimonios forzados -de menores de edad e incluso de niños- en el mundo islámico.

El secretario General del Sínodo ha referido que el sínodo es para "hablar de la familia, no del divorcio" y ha pedido "no monopolizar con temas de Occidente".

SEGUNDA ASAMBLEA EN 2015

Por otro lado, Baldisseri ha precisado que la asamblea en la que participarán 191 padres sinodales convocada por el Papa Francisco para reflexionar sobre la familia "no traerá decisiones" porque las conclusiones servirán "de base para la segunda asamblea sobre el mismo tema" que se celebrará en 2015.

En este sentido, ha recalcado que el Sínodo de obispos es "un camino" que pretende "saber aplicar la que es la realidad de la doctrina de la Iglesia Católica a la realidad de nuestros días".

Está previsto que la conclusión sea enviada a las Conferencias Episcopales de todo el mundo junto a un nuevo cuestionario. Las respuestas de este cuestionario y el material saliente de este sínodo servirán de material para configurar el boceto que guiará las líneas del próximo sínodo.

"El hecho de que hoy se hable de la familia quiere decir que podemos hablar desde un punto de vista doctrinal y de un punto de vista pastoral a la luz del Evangelio; de esto se trata, también hay un desarrollo teológico", ha explicado Badisseri. Sobre el significado y las razones para convocar este sínodo, ha relatado que "en la historia, la religión cristiana no es ideología, y estoy hay que subrayarlo".

Por último, ha resaltado que es significativo que este evento sinodal será clausurado el domingo 19 de octubre con la beatificación del Papa Pablo VI quien acompañó y clausuró el Concilio Vaticano II e instituyó el Sínodo de los Obispos. Hechos que en 2015 celebrarán su 50º aniversario.

Para leer más