23 de julio de 2019
17 de junio de 2019

Tres adolescentes se enjaulan en Ginebra en protesta por la política migratoria de EEUU

Tres adolescentes se enjaulan en Ginebra en protesta por la política migratoria de EEUU
REUTERS / DENIS BALIBOUSE

GINEBRA, 17 Jun. (Reuters/EP) -

Tres adolescentes mexicanos y estadounidenses se han encerrado este lunes en una jaula de metal instalada frente a la sede de la ONU en Ginebra para protestar contra la política migratoria de Estados Unidos y contra la separación de menores de edad de sus familiares.

Los jóvenes llevaban camisetas con el lema #ClassroomsNotCages, #Aulasnojaulas, mientras otros activistas mostraban pancartas con frases como "Los niños no deberían estar encerrados. Punto".

La Federación Estadounidense de Profesores (AFT) presentó el año pasado una queja ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU contra la "política inhumana de arrancar a los niños inmigrantes de sus familias que vienen a nuestras fronteras en busca de asilo y protección".

"En los últimos cinco meses, 2.500 niños han sido separados de sus padres en la frontera (...), pese a la orden de un juez de cesar (esta práctica) y reunificar a los niños. Han muerto seis menores", se ha lamentado la presidenta de la AFT, Randi Weingarten.

Una comisión del Consejo de Derechos Humanos está revisando esta semana la queja, ha explicado Weingarten en declaraciones a Reuters. La AFT representa a 1,7 millones de docentes, enfermeras y empleados del servicio público.

Por su parte, Alfonso Cepeda Salas, secretario general de Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ha manifestado su "indignación". "Estamos aquí para expresar nuestra profunda indignación por la política de separar a los niños de sus familias. ¡Basta, no más jaulas para estos niños!", ha exclamado.

Una auditoria federal reveló este año que las autoridades aplicaron la separación de familias mucho antes de que Trump diese oficialmente la orden en mayo de 2018 e incluso existía un proyecto piloto en el estado de Texas que data de julio de 2017. Se han confirmado 1.712 casos de menores separados, pero se investigan otros 40.000 casos sospechosos.

En abril, la juez de distrito Dana Sabraw, de San Diego, ordenó al Gobierno que pusiese cifras en seis meses a estas separaciones, remontándose al 1 de julio de 2017. El trabajo se antoja complicado, en la medida en que los niños ya no están bajo custodia del Gobierno, bien porque están al cuidado de padres o tutores, bien porque hayan cumplido ya los 18 años.

Para leer más