20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • 25 de noviembre de 2018

    El tribunal mantiene la pena de cárcel para el ex asesor de Trump George Papadopoulos

    El tribunal mantiene la pena de cárcel para el ex asesor de Trump George Papadopoulos
    REUTERS / YURI GRIPAS - ARCHIVO

    NUEVA YORK, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El tribunal federal del Distrito de Columbia ha decidido mantener las dos semanas de prisión dictadas en septiembre contra George Papadopoulos, exasesor de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenado por mentir al FBI en el marco de la investigación sobre la posible colaboración con Rusia contra la campaña de la entonces rival de Trump y candidata demócrata, Hillary Clinton.

    El juez Randolph Moss ha negado las peticiones de Papadopoulos para retrasar su fecha de entrada en prisión, diciendo entre otras cosas que la afirmación de Papadopoulos de "podría presentar una moción" basada en nuevas pruebas "no es convincente". Así, el exasesor de Trump deberá entrar en prisión mañana lunes.

    Papadopoulos ya se había declarado culpable en octubre de 2017, cuando reconoció ante las autoridades que había mentido sobre el momento y la relevancia de contactos potencialmente sospechosos. Según los investigadores, el exasesor quería "minimizar su papel como testigo y el grado de conocimiento que la campaña tenía de sus contactos".

    Entre las personas con las que Papadopoulos se relacionó figura el profesor Joseph Mifsud, quien le trasladó que tenía "miles" de correos electrónicos con material comprometedor para la entonces candidata presidencial del Partido Demócrata, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

    La Fiscalía había solicitado para Papadopoulos una pena de hasta seis meses de cárcel, al considerar que estas mentiras habían entorpecido la investigación y habían impedido, por ejemplo, que se pudiese detener a Mifsud cuando aún estaba en Estados Unidos.

    Papadopoulos, que habría incurrido en dichas mentiras durante una declaración voluntaria el 27 de enero de 2017, solo siete días después de la llegada de Trump a la Casa Blanca, terminó reconociendo los hechos después de que las autoridades le mostrasen mensajes enviados por él mismo.

    Además de los 14 días de cárcel, el juez también ha condenado al antiguo colaborador de Trump a un año de libertad vigilada, a 200 horas de servicios a la comunidad y a una multa de 9.500 dólares.