29 de octubre de 2020
19 de septiembre de 2020

Un tribunal de Perú impone 24 meses de prisión domiciliaria contra la ex primera dama Nadine Heredia

Un tribunal de Perú impone 24 meses de prisión domiciliaria contra la ex primera dama Nadine Heredia
Ollanta Humala y Nadine Heredia - PRESIDENCIA DE PERÚ - ARCHIVO

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sala Penal Anticorrupción de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada ha dictado este viernes 24 meses de prisión domiciliaria para la ex primera dama Nadine Heredia, supuestamente implicada en un caso de corrupción para favorecer a la constructora brasileña Odebrecht.

La esposa del expresidente peruano Ollante Humala está siendo investigada por los presuntos delitos de colusión agravada y asociación ilícita para delinquir en agravio del Estado por el caso Gasoducto, en el que Heredia habría ejercido como "funcionaria de facto" para favorecer a Odebrecht en la obtención de contratos públicos.

Con la prisión domiciliaria, el tribunal ha desestimado la petición de la fiscal jefe del equipo especial 'Lava Jato', Geovana Mori, que solicitó prisión preventiva durante 36 meses contra la ex primera dama.

La corte también ha revocado el mandato de comparecencia con restricciones contra Heredia, pero ha mantenido las de los exministros Luis Miguel Castilla y Eleodoro Mayorga, también implicados en el caso Gasoducto, según ha informado la emisora RPP.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, Heredia y Humala estarían al frente de una trama en la que Castilla y Mayorga habrían participado "en perjuicio del patrimonio del Estado" para "promover las condiciones favorables para que determinados procesos de contratación se desarrollasen conforme a los objetivos de la organización".

No es la primera acusación sobre corrupción a la que tiene que hacer frente el matrimonio Humala-Heredia. El pasado febrero, la Fiscalía acusó a ambos de haber recibido unos 500.000 dólares en sobornos desde 2011 a cambio de contratos de obras públicas por parte de un consorcio de empresas, que desde 2001 habría estado corrompiendo a funcionarios públicos.

Asimismo, se presentó días después una serie de documentación en la que se reflejaba un desequilibrio patrimonial en las cuentas de Heredia de más de 300.000 dólares, dinero que podría proceder de Odebrecht para la financiación ilegal del Partido Nacionalista durante las campañas electorales de 2006 y 2011.

Para leer más