2 de diciembre de 2020
12 de enero de 2020

Trípoli y Haftar se acusan mutuamente de romper el alto el fuego en Libia

Trípoli y Haftar se acusan mutuamente de romper el alto el fuego en Libia
Enfrentamientos en Trípoli - AMRU SALAHUDDIEN/DPA - ARCHIVO

TRÍPOLI/BENGAZI, 12 Ene. (DPA/EP) -

El Gobierno libio en Trípoli, reconocido por la comunidad internacional, y su enemigo declarado, el mariscal de campo Jalifa Haftar, se han acusado mutuamente de romper el alto el fuego en torno a la capital libia tras las escaramuzas de las últimas horas.

Según el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés) en Trípoli, la fuerzas de Haftar desencadenaron varios ataques contra los barrios de Saladino y Wadi el Rabie solo minutos después de la entrada en vigor del alto el fuego, esta pasada medianoche.

Haftar, por su parte, ha asegurado a través de su portavoz, el comandante Al Mabruk al Gazawi, que fueron "milicias del GNA las que violaron la tregua en múltiples frentes con todo tipo de armamento, artillería incluida".

Ambos bandos se han comprometido, no obstante, a respetar el alto el fuego en la medida de lo posible, mientras Naciones Unidas ha reiterado su compromiso para asistir a las partes enfrentadas, así como al pueblo libio "para encontrar una solución pacífica a esta crisis", según un comunicado de la misión de la ONU, UNSMIL.

El Ministerio de Defensa de Turquía ha asegurado que el alto el fuego se está respetando. "Se está respetando. Las partes están intentando cumplir con el alto el fuego desde su anuncio y la situación está en calma excepto por uno o dos casos", ha apuntado el Ministerio en un comunicado recogido por la agencia de noticias turca Anatolia.

"El alto el fuego es un paso importante para el restablecimiento de la estabilidad y la paz", ha subrayado. Además, ha destacado que Turquía está "vigilando estrechamente" la situación.

Esta crisis ha alcanzado su punto álgido con la internacionalización del asedio que Haftar, brazo armado del gobierno paralelo del este de Libia, lleva manteniendo sobre Trípoli desde el pasado mes de abril con el apoyo de Rusia, Emiratos y Egipto.

El Gobierno libio de la capital está respaldado por países como Turquía, con la que ha firmado un pacto específico de seguridad.

Desde el inicio de las hostilidades, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.

Para leer más