14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 17 de junio de 2014

    Uno de los tripulantes del 'Sewol' reconoce que abandonó el ferry cuando comenzó a hundirse

    Uno de los tripulantes del 'Sewol' reconoce que abandonó el ferry cuando comenzó a hundirse
    KIM HONG-JI / REUTERS

    SEÚL, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Uno de los tripulantes del ferry 'Sewol', que se hundió el pasado mes de abril en la costa surcoreana y acabó con la vida de unas 300 personas, en su mayoría estudiantes de un instituto, ha admitido ante un tribunal que abandonó el buque para salvar su vida, ha informado la agencia de noticias local Yonhap.

    El tripulante, que trabajaba como primer ingeniero del ferry y que se apellida Sohn, es uno de los cuatro miembros de la tripulación que están acusados por abandono del barco en el juicio que se desarrolla en un tribunal de la ciudad de Gwangju, en el sur de Corea del Sur. Los otros tres tripulantes han negado los cargos de abandono que se les imputan.

    El tribunal de Gwangju celebró el pasado martes la sesión en la que se procedió a la lectura de cargos contra el capitán del buque, Lee Joon Seok, y otros diez tripulantes del barco. Todos negaron los cargos que se les imputan.

    El capitán, de 69 años de edad, y otros tres miembros de la tripulación están imputados por asesinato. En caso de ser condenados, podrían tener que afrontar la pena de muerte. Otros once miembros de la tripulación han sido imputados por abandono del buque y por incumplir la normativa de seguridad.

    El ingeniero Sohn "no se disculpará diciendo que no pudo rescatar a los pasajeros porque el buque se inclinó rápidamente hacia un lado", ha asegurado el abogado defensor de Sohn, durante la vista celebrada este martes. El letrado ha pedido clemencia al tribunal y ha recordado que su cliente tienen mala salud y que intentó quitarse la vida durante la investigación del naufragio.

    Los fiscales del caso sostienen que los tripulantes abandonaron el ferry cuando comenzó a hundirse tras decirles a los pasajeros, en su mayoría estudiantes de un instituto, que continuaran en el interior de sus cabinas. Los tripulantes fueron los primeros en ser rescatados por las primeras embarcaciones de auxilio desplegadas en el lugar del naufragio por la Guardia Costera.

    Los otros acusados han negado los cargos en su contra y han asegurado que no tenían intención de dejar el buque sin garantizar la seguridad de los pasajeros. En su defensa, han dicho que vivieron la situación en un estado de pánico. Las familias de los fallecidos han llegado en autobuses al tribunal para presenciar el juicio.

    La vista celebrada este martes se centra en la primera declaración de los acusados, que deben aclarar si se consideran culpables o inocentes de los cargos presentados en su contra. Todos los tripulantes salvo Sohn están defendidos por abogados de oficio porque los primeros abogados que contrataron rechazaron llevar su defensa.

    El 'Sewol' se hundió el 16 de abril cuando navegaba con 476 personas a bordo, incluidos 326 estudiantes, cerca de la isla de Jindo, en la costa meridional de Corea del Sur. El balance oficial continúa en 292 muertos, doce desaparecidos y 172 rescatados.

    Según Reuters, los abogados de los quince tripulantes, que están acusados de cargos que van desde el asesinato en el caso del capitán y otros cuatro imputados al de abandono, han argumentado que el rescate de los pasajeros era una responsabilidad que recaía en la Guardia Costera, que llegó cuando el buque estaba inclinado.

    "La tripulación comparte la creencia de que los guardacostas eran totalmente capaces de llevar a cabo el rescate porque había habido una llamada de emergencia e intervinieron y porque son los que tienen los equipos y las habilidades adecuadas", ha afirmado el letrado Im Ju Young, en la segunda jornada del juicio en Gwangju, la ciudad más próxima al lugar del naufragio.

    Para leer más