22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 25 de noviembre de 2018

    La UE condena a Israel por la demolición de 20 comercios palestinos en Jerusalén Este

    La UE condena a Israel por la demolición de 20 comercios palestinos en Jerusalén Este
    REUTERS / AMMAR AWAD - ARCHIVO

    BRUSELAS, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La UE ha condenado la demolición por parte de las autoridades israelíes de 20 edificios comerciales palestinos en el campo de refugiados de Shuafat, en Jerusalén Este. Israel ha argumentado que provocaban congestiones de tráfico.

    "La Unión Europea es radicalmente contraria a la política de asentamientos israelíes, que es ilegal desde el punto de vista del Derecho Internacional", ha explicado la UE en un comunicado oficial. Por ello condena los "traslados forzosos, desalojos y demoliciones" y pide a las autoridades israelíes que reconsideren estas acciones y den marcha atrás a estas decisiones.

    Además, Bruselas recuerda que estas demoliciones se producen "apenas semanas después de que el Ayuntamiento de Jerusalén anunciara 800 nuevas casas en los asentamientos israelíes de Ramat Shlomo y Ramot, en Jerusalén Este" y de que hasta 800 palestinos del barrio de Silwan, en Jerusalén Este, corran el riesgo de ser expulsados de la zona.

    "La construcción y ampliación de asentamientos en Jerusalén Este socava las opciones de una solución viable de dos estados con Jerusalén como capital de ambos, la única forma realista de lograr una paz justa y duradera", argumenta la UE.

    Sin embargo, la Policía israelí y el Ayuntamiento jerusalemita argumentan que estas demoliciones son el resultado de peticiones planteadas por los propios vecinos de Shuafat que se quejaban de que la principal vía de comunicación de la zona está atestada por la construcción de comercios ilegales. "Causaban intolerables atascos en el centro del campo", señala el Ayuntamiento.

    El alcalde saliente de Jerusalén, Nir Barkat, ha criticado por su parte la postura de la UE por su "hipocresía", ya que "prefieren la política al bienestar de los vecinos". Además, recuerda que las encuestas revelan que los propios vecinos del campo están hartos de las deficiencias de los servicios de educación y limpieza de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA).

    "La UE debe asumir que ha llegado el momento de dejar de mentir. Jerusalén es una ciudad unida y soberana. No tiene refugiados, sino vecinos que ahora recibirán servicios municipales como cualquier otro vecino de Jerusalén", ha apostillado, según recoge el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

    Cisjordania --incluida Jerusalén Este--, la Franja de Gaza --de la que Israel se retiró en 2005-- y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

    En Cisjordania viven unos 531.000 colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el Gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.