25 de noviembre de 2020
27 de febrero de 2006

UE.- La UE apoya la Alianza de Civilizaciones como instrumento de diálogo frente a la crisis de las caricaturas

BRUSELAS, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea expresó hoy su "pleno apoyo" a la Alianza de Civilizaciones, iniciativa lanzada conjuntamente por el presidente del Gobierno español y el primer ministro turco, Racep Tayyip Erdogan, como instrumento de diálogo frente a crisis como la suscitada por la publicación de caricaturas de Mahoma en la prensa europea.

"La Alianza de Civilizaciones es una iniciativa muy positiva guiada por España y Turquía, cuyo objetivo es promover el diálogo y el entendimiento entre culturas y religiones. Nosotros apoyamos esos esfuerzos", dijo la ministra de Asuntos Exteriores austriaca y presidenta de turno del Consejo, Ursula Plassni.

Según señaló el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, se ha dado un apoyo "de los más contundentes" y muchos desean sumarse a la iniciativa y acoger algunas de las reuniones del programa de trabajo.

Los ministros expresaron su "profunda preocupación" por la ola de violencia desatada tras la publicación de las caricaturas de Mahoma en diversos medios europeos y admitieron que estas viñetas han "herido y molestado" a musulmanes de todo el mundo, n hecho que deploran. Al tiempo, resaltaron que la libertad de expresión es un derecho fundamental y un elemento esencial del discurso democrático que cuenta con un sistema judicial independiente como mecanismo de salvaguardia.

"La libertad de prensa es indispensable para una sociedad abierta y para un gobierno responsable", destaca el documento de conclusiones aprobado. "Las libertades, sin embargo, llevan aparejadas responsabilidades. La libertad de expresión debe ejercerse con respeto a las religiones, creencias y convicciones. La tolerancia mutua y el respeto son valores universales que todos debemos apoyar", reza el texto.

Los Veinticinco, también condenaron "con fuerza" los actos de violencia y amenazas contra ciudadanos y propiedades de la Unión Europea, sus Estados miembros y países terceros, acciones que no se pueden justificar "bajo ninguna circunstancia". El Consejo se felicitó de las declaraciones de todos aquellos que en el mundo musulmán han hecho llamamientos a la moderación y se han manifestado en contra de las acciones violentas de una minoría.

También mostraron los jefes de la diplomacia europea su total solidaridad con los países cuyos ciudadanos, diplomáticos o misiones consulares han sido atacaos y recordarán la labor de los Estados de velar por el cumplimiento de la Convención de Viena en lo que se refiere a la protección consular.

E hicieron un llamamiento a los países que no han proporcionado protección adecuada a dar una respuesta positiva y compensar a los países afectados por los daños causados. Se reiteró también que el boicot contra miembros de la UE es "inaceptable".

PROCESO DE BARCELONA

Durante el consejo también se resaltó, según Moratinos, el papel "esencial" del proceso Euromediterráneo de Barcelona, motivo por el cual España está pensando cómo dotar al proceso de algún mecanismo de actuación para responder con mayor prontitud a este tipo de crisis. Moratinos informó a sus colegas de la reunión mantenida ayer en Doha y del llamamiento realizado para pedir calma y ejercer el derecho hecho universal a la libertad de expresión de manera responsable.

Según Moratinos, el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior y la Seguridad Común (PESC), Javier Solana y la Presidencia se unirán a los esfuerzos de la Liga Arabe y la Organización de la Conferencia Islámica para fijar una "estrategia conjunta".

También explicó su iniciativa para celebrar, seguramente en España, un congreso mundial de prensa, en el que los medios debatan libremente. "No se trata de imponer ningún código de conducta ni de limitar la libertad de expresión. Todo lo contrario. Se trata de poner en evidencia la importancia de los medios informativos y ayudar en ese sentido a comprender mejor la crisis que se ha producido", expuso el titular español de Exteriores.

"Creo que ha habido mucha incomprensión en algunos sectores de la sociedad y lo que hace falta es la celebración de encuentros porque, como se dice vulgarmente, hablando se entiende la gente. Lo que hace el Gobierno es facilitar ese tipo de reunión en un momento crítico", dijo el ministro. "Simplemente que puedan encontrarse, hablar, discutir y si llegan a conclusiones tanto mejor", añadió.

GUERRA DE CIVILIZACIONES

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Philippe Douste-Blazy, señaló en primer lugar sobre la crisis de las caricaturas que es "importante" defender la libertad de expresión y condenar cualquier forma de violencia. "Frente a esta crisis sólo es posible una voz, la del diálogo", afirmó.

"Hay que respetar las convicciones y las creencias de los demás, ya sean religiosas, intelectuales, políticas u otras. Los Gobiernos de nuestros Estados deben velar porque este respeto sea efectivo y tomar, si es necesario, las disposiciones judiciales para impedir los ataques a este respeto", dijo.

A su juicio, "lo peor que podría ocurrir es caer en una guerra de civilizaciones, hacer creer que existe por un lado un mundo de musulmanes y por el otro un Occidente". "Hay muchos europeos que son musulmanes", recordó, señalando que sería "horrible" que se estableciera un vínculo entre "musulmanes y terroristas".