13 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

UNICEF denuncia que el conflicto sirio pone en riesgo a una generación de niños si no se protege la educación

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha presentado este miércoles su informe de evaluación de la iniciativa 'No Lost Generation' ('No a una generación perdida') en el que se advierte de que el conflicto sirio está poniendo en riesgo a toda una generación de niños.

En un encuentro entre Gobiernos, ONG y aliados de Naciones Unidas --paralelo a la Asamblea General de la ONU -- UNICEF ha explicado que apostar por la educación y la protección como pilares básicos es la mayor garantía para salvaguardar una generación de niños sirios.

Por ello, a pesar del conflicto vivido en Siria, UNICEF ha explicado que en el último año 770.000 niños han continuado sus estudios y casi 660.000 han recibido apoyo psicológico gracias a la organización.

"Ayudar a los niños de Siria es invertir en el futuro del país, ya que los niños de hoy serán los médicos, profesores, abogados y líderes del mañana", ha explicado el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. "Apostar por esta generación consiste en ayudarles a adquirir las capacidades y el conocimiento que necesitarán para reconstruir sus comunidades cuando regrese la paz. Tenemos que curar sus corazones y sus mentes. Y hay mucho más por hacer", ha añadido.

Ya en la pasada Asamblea General de la ONU de 2013 se hizo un llamamiento para proteger a los más pequeños del conflicto. Desde entonces, según se dice en el informe, se han logrado importantes avances llevando apoyo educativo y una mejor protección a pesar de los constantes enfrentamientos.

AYUDAS A LA EDUCACIÓN

Debido al aumento en el número de desplazados y a que las condiciones de vida de muchas familias cada vez son peores, los países vecinos que acogen refugiados sirios han recibido más alumnos. De hecho, la matriculación en educación formal y no formal aumentó desde los 169.500 alumnos en 2013 a los 489.000 en 2014.

Además, UNICEF ha ayudado a 128.000 alumnos que han asistido al colegio en zonas de guerra en Siria. Sin olvidar el apoyo psicológico que han recibido 72.000 niños dentro de Siria y 587.000 niños refugiados.

ADHESIÓN A GRUPOS ARMADOS

El informe señala que los adolescentes son particularmente vulnerables, ya que acumulan rabia y frustración por su situación, lo que les hace más susceptibles de adherirse a grupos armados. "Es fundamental generar oportunidades para evitar que caigan en la violencia y el conflicto", han explicado.

La iniciativa 'No Lost Generation' hizo un llamamiento para pedir 689 millones de euros para servicios de educación y protección en Siria y los países de acogida. A día de hoy, se han recaudado 234 millones de euros, lo que supone una brecha de 455 millones hasta alcanzar el objetivo marcado.

Para leer más