5 de junio de 2020
31 de marzo de 2020

UNICEF pide apoyo "urgente" para el sistema sanitario de República Democrática del Congo

UNICEF pide apoyo "urgente" para el sistema sanitario de República Democrática del Congo
Campamento de desplazados de Loda, en República Democrática del Congo - UNICEF/SYBILLE DESJARDINS - ARCHIVO

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

República Democrática del Congo (RDC) tiene un "maltrecho" sistema de salud que requiere, en opinión del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), de apoyo "urgente", toda vez de que la actual pandemia de coronavirus no hace sino sumarse a casos de enfermedades como el sarampión y el cólera en un país que aún tiene reciente el mayor brote de ébola de su historia.

El representante de UNICEF en el país africano, Edouard Beigbeder, ha subrayado que "es absolutamente vital fortalecer el sistema básico de salud", ya que "a menos de que las instalaciones sanitarias tengan medios para proporcionar vacunas, nutrición y otros servicios esenciales, incluso en las áreas remotas", existe el riesgo de que las enfermedades prevenibles "marquen o destruyan la vida y el futuro de muchos niños congoleños".

Por este motivo, la organización ha instado al Gobierno congoleño a aumentar el presupuesto destinado a servicios vitales, priorizando la vacunación rutinaria, y ha apelado también a la generosidad de los donantes internacionales, para que durante varios años se pueda "modernizar" el sistema y avanzar hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

UNICEF ha advertido de que los esfuerzos para contener al ébola en el último año y medio han desviado la atención y los recursos de unas instalaciones sanitarias ya debilitadas, a pesar de que el sarampión ha matado ya a más de 5.300 niños menores de cinco años desde principios de 2019 y se han registrado unos 31.000 casos de cólera.

Además, República Democrática del Congo registró solo en 2019 16,5 millones de casos y 17.000 muertos por malaria, una enfermedad que se ceba especialmente con los menores de cinco años.

Durante el año pasado, las tasas de vacunación cayeron drásticamente en algunas provincias y las carencias en materia de infraestructura siguen siendo evidentes, con escasez de personal capacitado y de fondos. Muchas infraestructuras incluso carecen de agua potable e instalaciones de saneamiento, claves frente amenazas como el coronavirus, que suma alrededor de un centenar de casos.

La ONU estima que 3,3 millones de niños no tienen cubiertas sus necesidades básicas de salud, mientras que 9,1 millones de niños (casi uno de cada cinco) necesitan ayuda humanitaria.