17 de octubre de 2019
7 de mayo de 2014

La UNRWA, preocupada por las restricciones de entrada a Líbano a refugiados palestinos que huyen de Siria

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha expresado este martes su preocupación por el "incremento de las restricciones" que sufren los refugiados palestinos que huyen de los enfrentamientos en Siria para entrar en Líbano.

"Estamos monitorizando la situación en la frontera de forma cuidadosa. Las autoridades libanesas nos han dado garantías de que estas restricciones son temporales. Esperamos que sean retiradas en los próximos días", ha dicho el portavoz del organismo, Chris Gunnes.

Sin embargo, ha indicado que las autoridades libanesas han deportado de vuelta a Siria a 41 refugiados palestinos durante el fin de semana. "Reconocemos que Líbano ha dado refugio a cientos de miles de personas que huyen del conflicto, incluyendo unos 50.000 palestinos, y es necesario que se incremente la ayuda internacional", ha valorado.

"Pese a ello, subrayamos la posición del Consejo de Seguridad de la ONU, que ha afirmado la importancia del principio de no repatriación y ha animado a los países vecinos a que protejan a la gente que huye de la violencia, incluidos los palestinos".

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cifró a principios de abril en más de un millón el número de refugiados sirios registrados en Líbano, en lo que describió como "un hito terrible".

La agencia de Naciones Unidas indicó que Líbano se ha convertido en el país con una mayor concentración per cápita de refugiados sirios y que está haciendo frente a una situación "que no da muestras de ralentizarse". En la actualidad, la cifra de refugiados sirios supone una cuarta parte de la población.

Días después, el presidente libanés, Michel Suleiman, aseguró que el país "no puede hacer frente a la llegada de mil refugiados más". "No puede soportar más refugiados. El asunto está fuera de toda duda", argumentó.

En este sentido, explicó que el país "ya hace frente al problema de los refugiados palestinos, que en la actualidad suponen un número alto de personas". Por ello, pidió que se implementen medidas para permitir el regreso de refugiados a zonas seguras del país.

Suleiman apuntó que Líbano está haciendo frente a grandes dificultades para encontrar fuentes de financiación que le permitan hacer frente a las peticiones de más de un millón de refugiados sirios a nivel de sanidad, educación y comida.

El Gobierno maneja cifras según las cuales un total de 1,5 millones de refugiados sirios se encuentran en el país. Menos de un millón se encuentran ya inscritos en ACNUR. Antes de la guerra, Líbano tenía una población total de cuatro millones de personas.

Para leer más