2 de junio de 2020
1 de agosto de 2014

Xi promete castigar con dureza la corrupción en el seno del Ejército

PEKÍN, 1 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente de China, Xi Jinping, ha prometido este viernes castigar con dureza la corrupción en el seno del Ejército, al tiempo que ha solicitado a los soldados que acaben con estas prácticas y que muestren su lealtad al Partido Comunista de China (PCCh).

Así, ha recalcado que las tropas han de saber cuáles son las prioridades: "Castigar con dureza la corrupción y mantener la buena imagen de las Fuerzas Armadas desde el principio hasta el final", según ha informado el oficial 'PLA Daily'.

Las palabras de Xi han llegado apenas unos días después de que el PCCh abriera una investigación sobre el exjefe de Seguridad Interna Zhou Yongkang por presuntos actos de corrupción.

El partido ha abierto este proceso por presuntas "violaciones disciplinarias graves" de Zhou, uno de los políticos más poderosos del país en la última década, en lo que podría ser el mayor escándalo político de su tipo en la historia del país.

El caso comenzó en diciembre de 2013 cuando, después de que el presidente Xi Jinping ordenase la apertura una investigación especial sobre las acusaciones de corrupción que pesaban sobre Zhou, el político fue puesto bajo arresto domiciliario.

A raíz de esta investigación las autoridades chinas se incautaron de activos valorados en 90.000 millones de yuanes (unos 10.400 millones de euros) pertenecientes a familiares y asistentes de Zhou.

Esta actuación forma parte de la nueva política adoptada por la administración de Xi, que lucha contra la corrupción y ha prometido acabar con los funcionarios de menor o mayor rango (tigres), implicados en prácticas ilegales.

Con esta orden sobre Zhou, que formó parte del Comité del Politburo y ostentaba el puesto de jefe de Seguridad Interna hasta que se retiró en 2012, Xi ha puesto fin a la norma no escrita que determina que los parlamentarios retirados no pueden ser cuestionados.

En sus cinco años como jefe de Seguridad Interna, Zhou supervisó la fuerza policial, el aparato de inteligencia civil, la Policía paramilitar y a los jueces y fiscales, superando con todo ello el presupuesto de Defensa del país. Zhou fue degradado en la reestructuración del cambio de Gobierno de 2012.

Para leer más