25 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Zapatero y España entran por primera vez en la historia en un debate entre candidatos a la Casa Blanca

Zapatero y España entran por primera vez en la historia en un debate entre candidatos a la Casa Blanca
REUTERS

MISSISSIPPI, 27 Sep. (OTR/PRESS) -

Los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, se enfrentaron en la Universidad de Mississippi en el que fue el primer debate desde la elección de ambos candidatos. Centraron su enfrentamiento en la guerra de Irak, que ningún americano parece dispuesto a dejar de lado, y la actual crisis económica, que se agrava por momentos en EE.UU., donde el Gobierno de Bush se ha visto obligado a intervenir para evitar una situación catastrófica en el país. Aunque a nadie parecieron sorprender los argumentos utilizados por Obama y McCain en los temas tratados, sí parecía encontrarse fuera del guión prefijado la alusión a España hecha por el candidato demócrata, que volvió a sacar a la luz las declaraciones de McCain de la pasada semana acerca de el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Barack Obama aseguró en el debate ante McCain que la crisis es consecuencia "de ocho años de una política económica fracasada promovida por George Bush y apoyada por el senador McCain, una política que básicamente dice que tenemos que eliminar regulaciones y protecciones al consumidor y dar más y más a los que más tienen, con la idea de que algo de eso quedará para los que están abajo".

El candidato republicano salió al paso de esta acusación defendiendo que "lo primero que hay que hacer es poner el gasto bajo control en Washington". Sin embargo, Obama contraatacó de nuevo y se dirigió a McCain recordándole: "ha sido tu presidente, con el que dices que estás de acuerdo el 90 por ciento de las veces, el que ha dirigido esta orgía de gastos y este enorme déficit", y finalizó su referencia a este asunto, acusándole: "y tú has votado por casi todos sus presupuestos".

Se acusó a McCain la semana pasada de no saber de quién le hablaban cuando en una entrevista a Unión Radio se refirieron a Zapatero. Pero España y el presidente del Gobierno lograron hoy un hito histórico, y es hacerse un hueco en un debate entre dos candidatos a la Casa Blanca, que por un momento dejaron de lado sus problemas centrales -como la crisis y la guerra de Irak- para referirse a las relaciones con España.

El candicato demócrata, Barack Obama dirigió una frase lapidaria a su oponente: "usted, señor McCain, ni siquiera quería reunirse con el presidente de España porque desconocía si es un aliado o no de la OTAN. Estamos hablando de España, un aliado de EE.UU. en la OTAN"; a lo cual el republicano sólo acertó a responder: "no puedo tener hecha mi lista de invitados a la Casa Blanca antes de ser presidente".

IRAK SIGUE PRESENTE

Ambos candidatos dedicaron un tercio de su tiempo de debate a hablar de la Guerra de Irak. Tanto a demócratas como a republicanos les sigue preocupando este asunto, y fue en referencia a esto cuando Obama pronunció la frase que quizá le pudo valer la ventaja que algunos medios americanos le otorgan en sus encuestas. Le espetó a McCain: "Hablas siempre como si la guerra hubiera empezado en 2007. Pero la guerra empezó en 2003, y en ese momento, cuando la guerra empezó, tú dijiste que iba a ser rápida y fácil, y estabas equivocado. Dijiste que sabíamos dónde estaban las armas de destrucción masiva, y estabas equivocado. Dijiste que íbamos a ser recibidos por libertadores, y estabas equivocado".

Sin embargo, McCain pareció ganar puntos cuando acusó a Obama de estar dispuesto a reunirse con los "enemigos" norteamericanos: Castro, Ahmadineyad o Chávez. A esta idea, Obama respondió que él tiene plena libertad para reunirse con quien quiera, en una respuesta que algunos califican de impulsiva y sin argumento.

EMPATE TÉCNICO

Aunque los equipos de campaña de los dos candidatos a la Casa Blanca dieron a ambos por vencedores del enfrentamiento nada más terminar los 90 minutos de debate, lo cierto es que las diferentes encuestas desvelan que hubo un relativo empate técnico. Tanto Obama como McCain tuvieron sus momentos gloriosos, aunque las encuestas parecen coincidir en que el demócrata obtuvo una mayor ventaja al abordar el tema de la economía y el republicano en política exterior.

Los sondeos de la CNN y la NBC norteamericanas otorgaron una mayor ventaja a Obama, que obtuvo un 51 por ciento de respaldo, frente al 38 por ciento de McCain. La otra cadena aprueba la intervención de Obama con un 52 por ciento, frente al 33 por ciento de John McCain. Sin embargo, los medios más conservadores, como la cadena Fox News, indicaron que aunque no hubo un resultado claro, McCain consiguió convencer cuando la conversación derivó hacia la política exterior estadounidense.