9 de abril de 2020
21 de noviembre de 2018

Zarif critica la "hostilidad" de Trump hacia Irán por describir al país como "una nación terrorista"

Zarif critica la "hostilidad" de Trump hacia Irán por describir al país como "una nación terrorista"
REUTERS / DAVID MDZINARISHVILI - ARCHIVO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha criticado este miércoles al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por describir al país como "una nación terrorista" y ha cargado contra la "hostilidad" del mandatario contra Teherán.

"Una nación es su pueblo. Llamar en repetidas ocasiones a Irán 'nación terrorista' revela una hostilidad hacia todo un pueblo y muestra la verdadera razón de imponer sanciones ilegales contra él", ha dicho el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.

"Sin embargo, el sueño de los 'halcones' de Estados Unidos de 'arrancar la nación iraní' nunca se hará realidad", ha agregado en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Trump tildó el martes a Irán de "nación terrorista" mientras respondía a las preguntas sobre su comunicado en apoyo a Arabia Saudí a pesar de reconocer que "podría ser perfectamente" que el príncipe heredero y líder 'de facto' del país árabe, Mohamad bin Salmán, tuviera conocimiento del plan para asesinar al periodista Yamal Jashogi.

El propio Zarif reaccionó rápidamente al comunicado de Trump y le acusó de "dedicar de forma estrafalaria el primer párrafo de su vergonzoso comunicado sobre las atrocidades saudíes para acusar a Irán de cualquier tipo de infracción que pueda pensar".

"¿Quizá también somos responsables de los incendios en California porque no ayudamos a rastrillar los bosques como hacen los finlandeses?", se preguntó irónicamente en un mensaje en Twitter.

En su comunicado, Trump señaló que "el crimen contra Yamal Jashogi fue terrible" y "es uno que Estados Unidos no aprueba". "De hecho, hemos tomado medidas firmes contra los que ya se sabe que participaron en el asesinato", dijo.

"Tras una gran investigación independiente, sabemos muchos detalles de este crimen horrible", indicó, antes de recordar que Bin Salmán "niega vigorosamente cualquier conocimiento de la planificación y ejecución del asesinato".

Pese a ello, resaltó que las agencias de Inteligencia "siguen analizando toda la información", al tiempo que dijo que "podría ser perfectamente que el príncipe heredero (saudí) tuviera conocimiento de este trágico suceso". "Podría ser que sí, podría ser que no", agregó.

"Dicho esto, podría ser que nunca conozcamos todos los hechos que rodean al asesinato de Yamal Jashogi. En cualquier caso, nuestra relación es con el reino de Arabia Saudí. Han sido un gran aliado en nuestra muy importante lucha contra Irán", ensalzó.

Así, Trump resaltó que "Estados Unidos pretende seguir siendo un firme socio de Arabia Saudí para asegurar los intereses del país (norteamericano), Israel y el resto de socios en la región". "Nuestro objetivo primordial es eliminar totalmente la amenaza del terrorismo en todo el mundo", apuntó.

"Entiendo que hay miembros del Congreso que, por razones políticas o de otro tipo, querrían ir en otra dirección, y son libres de hacerlo", manifestó, antes de añadir que "considerará las ideas que se le presenten, pero sólo si son consistentes con la seguridad absoluta de Estados Unidos".

"Después de Estados Unidos, Arabia Saudí es el país que más petróleo produce del mundo. Han trabajado de cerca con nosotros y han sido muy receptivos a mis peticiones de mantener los precios del petróleo a niveles razonables, algo muy importante para el mundo", resaltó.

UN MUNDO "MUY PELIGROSO"

Por ello, reiteró que "pretende garantizar que, en un mundo muy peligroso, Estados Unidos persigue sus intereses nacionales y hace frente con vigor a los países que desean hacerle daño". "Muy simple, es lo que se llama Estados Unidos primero", remachó.

Trump hizo referencia a esta idea a lo largo del comunicado, que arranca con un "Estados Unidos primero" y "el mundo es un lugar muy peligroso" antes de describir a Irán como "responsable de una sangrienta guerra subsidiaria contra Arabia Saudí en Yemen".

Asimismo, responsabilizó a Teherán de "intentar desestabilizar el frágil intento de Irak de democratizarse, apoyar al grupo terrorista Hezbolá en Líbano, apoyar al dictador Bashar al Assad, que ha matado a millones de sus ciudadanos, y mucho más".

"Igualmente, los iraníes han matado a muchos estadounidenses y otras personas inocentes en Oriente Próximo. Irán dice abiertamente, y con gran fuerza, 'Muerte a Estados Unidos' y 'Muerte a Israel'. Irán es considerado 'el principal promotor del terrorismo mundial'", argumentó.

"Por otra parte, Arabia Saudí se habría retirado con mucho gusto de Yemen si los iraníes hubieran acordado irse. Eso habría dado inmediatamente la ayuda humanitaria que se necesita de forma desesperada", arguyó, antes de insistir en que "Arabia Saudí ha acordado gastar miles de millones de dólares en encabezar la lucha contra el terrorismo islámico radical".

En esta línea, recordó que Riad ha acordado "gastar e invertir 450.000 millones de dólares en Estados Unidos" a raíz de su viaje a Arabia Saudí en 2017. "Esta es una cantidad de dinero récord", destacó.

"Creará cientos de miles de puestos de trabajo, un desarrollo económico tremendo y mucha riqueza adicional para Estados Unidos", dijo. "Sería estúpido cancelar estos contratos", señaló, antes de reflexionar que "Rusia y China serían los grandes beneficiarios y estarían muy contentos de adquirir todos estos nuevos negocios". "Sería un regalo espléndido para ellos directamente desde Estados Unidos", zanjó.