1 de abril de 2020
11 de septiembre de 2008

ATAN presenta un recurso administrativo contra la ampliación de la dársena del este del puerto de Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) ha presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias contra la aprobación definitiva de la Autoridad Portuaria del proyecto para la base de contenedores en la dársena del este del Puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Así se indica en una notificación de la asociación y a la que ha tenido acceso Europa Press en la que se solicita el acceso del expediente administrativo en un plazo de 20 días, apelando para ello a los artículos 48, 49.1 y 2 de la Ley reguladora de Jurisdicción Contencioso Administrativa.

Dentro de los argumentos, que han llevado a la asociación a recurrir este proyecto se encuentran el recubrimiento del barranco de El Bufadero, considerado como un punto de riesgo dentro del avance del Plan Insular de Avenidas que ha elaborado el Consejo insular de Aguas de Tenerife.

En este sentido, las gentes del barrio de María Jiménez -- vecinos de este punto del litoral santacrucero-- han sido los primeros en alzar la voz y solicitar que no se convierta el frente de su barrio en un depósito de contenedores, perdiendo el barranco, el acceso a la costa y cerrando "definitivamente" el litoral a los vecinos.

Uno de los integrantes de esta plataforma indicó a Europa Press, que lo que "no se puede entender es que se vaya a recubrir un barranco que fue uno de los más afectados por la riada del 31-M en 2002 sin que haya garantías en todo el trazado del barranco".

A juicio de los vecinos, que apoyan el recurso presentado por la asociación, "se han presentado alegaciones al plan especial del puerto que nadie ha contestado y que el nuevo presidente no se haya parado a reflexionar en las consecuencias del proyecto, sin ver que se va a cerrar la conexión del mar con la ciudad".

La plataforma en defensa del litoral de María Jiménez insiste en que no se puede hablar de masa forestal y de medidas para paliar el ruido, "sin explicar qué cantidad y cómo". Lamentaron, sobre todo, que no se hayan buscado alternativas con los principales perjudicados que son los vecinos.

Por su parte, desde la Autoridad Portuaria ha abogado, en reiteradas ocasiones, que el futuro del puerto capitalino pasa por la ampliación de este dique en donde se convertirá en un punto estratégico para la descarga de contenedores, que además ampliará su capacidad en 800 teus.