28 de febrero de 2021
28 de enero de 2021

'Basco' encuentra familia en Gran Canaria tras retirarse de la Unidad Canina de la Policía Nacional

'Basco' encuentra familia en Gran Canaria tras retirarse de la Unidad Canina de la Policía Nacional
El Perro 'Basco' Con Su Ya Exguía Canino De La Policía Nacional, Su Familia Adoptiva, Y El El Jefe Superior De Policía De Canarias, Rafael Martínez - EUROPA PRESS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pastor belga 'Basco', que ha estado diez años en la Unidad Canina de la Policía Nacional en Canarias y era especialista en la detección de explosivos, se ha jubilado y su retirada la pasará con una familia que vive en el municipio de San Mateo, en la isla de Gran Canaria.

'Basco' ha sido entregado este jueves a Óscar y María en un acto en la sede de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Las Palmas de Gran Canaria, en el que el can ha estado junto a su ya exguía, así como han estado presente la subdelegada del Gobierno en Las Palmas, María Teresa Mayans, y el jefe Superior de Policía de Canarias, Rafael Martínez.

Sobre él, su exguía ha recordado que lo cogió cuando tenía un año y medio y actualmente tiene diez años, para destacar que ser policía canino "es una vocación, a quien le gustan los perros viven por y para" ellos.

Por su parte, la pareja que ha adoptado a 'Basco', Óscar y María, contaron a los periodistas que, aunque tienen ya dos perros, se estaban planteando tener otro, si bien María puntualizó que "siempre te da miedo un perro grande porque por allí puede pasar gente y si es un perro agresivo puede meterte en follones".

Sin embargo, al ver a 'Basco', un perro policía, pensaron que tenía que ser un can "equilibrado, acostumbrado a ver mucha gente, y así nos han dicho que es", por lo que ahora que lo han adoptado creen que se complementarán con otro de los perritos que tienen que es más miedoso.

Además, Óscar apuntó que donde viven, el perro tiene "un buen espacio para correr" y tienen unas poquitas ovejas, por lo que señaló que este pastor belga lo mismo "hace honor" a su raza.

SU SUCESOR:'HARRY'

Finalmente, otro de los agentes de la Unidad Canina de la Policía Nacional ha presentado a un cachorrito de dos meses, 'Harry', que es un drahthaar, una variante de braco alemán, indicando que estas razas son "un poquito más fuerte de carácter".

Así, dijo que 'Harry' es el más pequeño de su camada, por lo que ahora se le está dando proteínas para que coja peso, y se le adiestrará para detectar drogas, billetes de curso legal y armas. "Esperemos que sea un buen perro detector, que seguro que lo será", apuntilló.

De todos modos, matizó que este perro "serviría para cualquier especialidad" porque el entrenamiento es el mismo: dispositivo, asociación, olor, premio y recompensa, de tal forma que si los "perros tienen un poquito de instinto, aptitudes y ganas de trabajar, salen adelante todos", aunque afirmó que los que más se suelen utilizar son los perros de caza pero admitió que también hay perros mestizos que sirven.

En cuanto al entrenamiento y su entrada en servicio, explicó que para adiestrarlos los cogen desde pequeño, lo socializan, lo adiestran y al año y medio les hacen una prueba, de tal forma que si la pasan, le dan de alta en la Unidad, por lo que suele pasar entre un año y dos años para que maduren y empiezan con el perro que está de servicio, para después cuando esté apto, quedarse el guía con el otro o darlo en adopción como este caso.

Para leer más