2 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

Canarias cerrará el año con una caída del PIB del 24,5% y una tasa de paro del 30%, según CEOE

Canarias cerrará el año con una caída del PIB del 24,5% y una tasa de paro del 30%, según CEOE
Billetes de euro, dinero, PIB - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Canarias cerrará el año 2020 con una caída del PIB del 24,5%, alcanzando una tasa de paro del 30% debido a la evolución de la población activa, según se desprende del Informe de Coyuntura Económica correspondiente al tercer trimestre, que ha sido presentado hoy viernes por el presidente y el secretario general de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco y Eduardo Bezares.

En la actualidad, si a los datos de la EPA pertenecientes al tercer trimestre del año para Canarias se le incorporan las personas afectadas por un ERTE según el último dato disponible (83.079 personas), tomando en consideración la definición de desempleo, la tasa de paro estimada del tercer trimestre sería del 32,6%.

Tras analizar la situación y establecer cuáles podrían ser los escenarios prospectivos, desde CEOE-Tenerife plantean una serie de medidas, entre ellas, acciones paliativas que detengan el proceso de ruptura de la cohesión económica y social, junto a medidas de impulso que garanticen la liquidez de la estructura económica, así como los procesos de inversión junto a la potenciación de los eslabones productivos.

Pero para evitar que en las futuras contracciones de la actividad económica afecten de forma menos profunda, la patronal considera necesarias actuaciones estratégicas basadas en la tecnología, el conocimiento y la sostenibilidad (energía y residuos). Para ello, ve imprescindible contar con instituciones que planteen credibilidad y liderazgo estratégico con un doble objetivo: favorecer un desarrollo económico sostenido junto a un mayor nivel de cohesión económica y social.

Igualmente, entiende que hay que potenciar medidas de política económica anticíclica como son los fondos europeos denominados Next Generation EU, con una dotación de 750.000 millones de euros, así como el Plan de Reactivación de Canarias, con una dotación para 2020 de 1.440 millones de euros junto con 4.300 millones de euros para los ejercicios 2021 hasta el 2023.

No obstante, desde CEOE-Tenerife inciden en que también se necesita contundencia y determinación con la finalidad de evitar que un problema coyuntural se convierta en un proceso estructural anquilosado. Para ello, creen que el uso de un ERTE minimiza la puesta en marcha de un ERE y aleja la posibilidad de un procedimiento concursal que, aunque pudiera tener un carácter voluntario, haría desaparecer estructura económica, ralentizando el proceso de recuperación, complicando de sobremanera la vuelta a la actividad laboral de la población activa.

No obstante, la Confederación considera que la apertura gradual de diferentes países europeos establecida en el mes de octubre, entre los que se encuentran Alemania y el Reino Unido, que eliminan restricciones de diferente naturaleza sobre Canarias, permite el avance de la economía, siempre y cuando se establezcan los necesarios controles con la finalidad de minimizar la expansión de los contagios, situación compatible con una mejor posición sanitaria. Los últimos datos sobre la llegada estimada de vuelos a Canarias parecen apuntar en ese sentido, con un ligero incremento que parece rompen la tendencia a la baja iniciada a finales de agosto.

PRÓRROGA DE LOS ERTE.

Para CEOE-Tenerife, la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero de 2021 resulta insuficiente en el caso de Canarias porque pese a que la estacionalidad de la especialización productiva en el archipiélago es mínima, la denominada temporada alta comienza en el mes de octubre y finaliza en los meses de marzo-abril, rango temporal mínimo que hay que proteger ante la falta objetiva de demanda.

De hecho, la evolución que ha tenido la cifras, tanto de empresas como de personas afectadas por un ERTE han dependido de la afección que ha tenido sobre su cartera de pedidos los procedimientos implementados para disminuir la movilidad, como medida principal para limitar el número de contagios con la consiguiente presión sobre los servicios sanitarios.

Se alcanzó el máximo en el mes de abril, con 231.537 personas situándose en 83.079 en el mes de septiembre, cifra prácticamente similar a la del mes de agosto, lo que parece indicar un suelo de riesgo para personas que actualmente tienen suspendido su contrato, pero con serias dudas de su continuidad.

Además, dicha prórroga será de utilidad para aquellas empresas que tienen minorada o limitada su cuota de mercado, dado que evita su cierre definitivo, y dicha falta de demanda tiene como principal variable explicativa las limitaciones o los costes de transacción añadidos ante la libre movilidad de las personas.

Aquellas unidades territoriales que basan su estructura económica en servicios basados en el dinamismo de la demanda serán las que mayor impacto negativo experimentarán, como es el caso de Canarias. De hecho, el propio Comité Europeo de las Regiones ya establece un escenario calamitoso para las islas debido a su mayor impacto y duración, debido a que plantea que se pone en riesgo el 40% del empleo, lo que constituiría una verdadera fractura en la cohesión económica y social.

Paralelamente, diferentes operadores públicos y privados han revisado a la baja las expectativas de crecimiento económico, tanto para España como para Canarias, habida cuenta de la parálisis en la que se encuentran los diferentes mercados.

Para leer más